Demanda a sus padres por tirar su colección de 2 mil cintas pornográficas y juguetes sexuales y gana el juicio

Pornográfica
Demanda a sus padres por tirar su colección de 2 mil cintas pornográficas y juguetes sexuales y gana el juicio FOTO: WEB

Pareciera increíble, pero un hombre de Michigan, Estados Unidos, demandó a sus padres por destruir su colección de pornografía y juguetes sexuales, y por si fuera poco ganó el juicio y busca una compensación. El juez federal de distrito Paul Maloney falló a favor de David Werking de 42 años, quien dijo que sus padres no tenían derecho a tirar su tesoro de pornografía y variedad de juegos sexuales. David Werking relató que había gastado en toda su colección, tanto películas porno y juguetes, más de 29 mil dólares.

El juez señaló que los padres ahora deberán pagar daños y perjuicios a su hijo, pero la cantidad está por definirse. Tras esto David dijo que tiene el registro exacto de cuánto dinero gastó en la pornografía, la mayoría de los cuales eran de los años 80 y 90. Ahora exige el triple de esa cantidad como castigo por la destrucción injustificada de la propiedad.

Los padres abogaron diciendo que le habían advertido a su hijo que no podía llevar pornografía a su casa y que, si la encontraban, la destruirían. Las palabras que el padre le dijo a David fueron: «Francamente, David, te hice un gran favor al deshacerme de todas estas cosas». El padre describió los videos porno de su hijo como lo peor de lo peor, señalando que hasta era pornografía ilegal. La policía revisó el material clasificado como X y no encontró evidencia de ilegalidad y no se derivaron cargos de ello. Ahora los padres tendrán que pagar la cantidad que al hijo perverso le plazca.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.