Gibrán Ramírez, quien quiso ser dirigente de Morena, dice que lo correcto sería fusilar a los expresidentes

Gibrán
Gibrán Ramírez dice que lo correcto sería fusilar a los expresidentes FOTO: WEB

Gibrán Ramírez, una de esas escorias de la calidad de Fernández Noroña, John Ackerman y Antonio Attolini, a quienes la Cuarta Transformación les ha dado foro, tiene un programa en Canal Once, llamado “De Buena Fe”. Pues así de buena fe, este sujeto, entrevistando a un tal Dr. Marcos dijo que «ya que no se puede fusilar a los expresidentes, al menos habría que meterlos a la cárcel».

Estas declaraciones, que no están fuera de contexto, pues el mismo Gibrán Ramírez la ratificó en Twitter, no sólo pecan de irresponsables, sino que revelan el verdadero sentir de una clase política de resentidos que una vez montados en el poder sólo buscan revancha. ¿Quién es el que permite todo esto? El propio presidente de la República, quien no ha tenido empacho en señalar con su dedo flamígero a quienes considera sus adversarios.

Por supuesto se esperaría que el presidente pidiera mesura a sus seguidores, a aquellos que hacen eco de sus bravatas. Sin embargo, como sucedió en el caso de Fernández Noroña, quien violentó verbalmente a una diputada, el presidente sólo dijo que todos eran libres de expresarse.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.