El Volvo de un millón de pesos de Fernández Noroña; habla de lacayos, pero le reviran que el lacayo es él

Noroña
El Volvo de un millón de pesos de Fernández Noroña FOTO: WEB

Gerardo Fernández Noroña siempre se ha vendido como un diputado del pueblo, surgido del pueblo. Durante mucho tiempo criticó los despilfarros de los funcionarios de gobiernos anteriores, de los costos excesivos, de los lujos que se daban aquellos que decían representar al pueblo. Sin embargo, como dicen por ahí, a cada santo se le llega su día.

Durante la sesión de la Cámara de Diputados, mientras Noroña criticaba la alianza del PRI-PAN-PRD, la diputada perredista Guadalupe Almaguer Pardo le reviró: «Y quiero rechazar, a nombre del grupo parlamentario, las descalificaciones de lacayos. Invito y exijo a quien lo dijo, que busque en el diccionario y vea que los lacayos, porque es evidente, están en la mayoría artificial que vienen y votan aquí en obediencia ciega, irresponsable, todo lo que les dice el presidente desde Palacio Nacional. Y bonito pueblo, habla desde un Volvo, bonito pueblo habla desde un Volvo de casi un millón de pesos. Ese es el pueblo, esa es la falacia, esa es la inmundicia de la cuarta transformación en la Cámara de Diputados».

Para verse más cínico de lo que es, Noroña corrigió el precio de su Volvo: «Deberían informarse hasta en eso bien, porque hasta en eso se equivocan. Vale más». Lo grave no es lo que Noroña hace, sino que las personas sigan creyendo que, así como él, debería haber más diputados. Se merecen lo que tienen.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.