Ahued no suspira sino quienes lo promueven

Ricardo Ahued
Ricardo Ahued FOTO: WEB
- en Opinión
*Relevar a Cuitláhuac: buenos y malos deseos
*Ordenan “halagar” al Gobernador o los corren

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / TAL VEZ el hartazgo que ya engendra el Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, incluso, al interior de las propias huestes morenistas –que ahora son obligadas a aplaudirle en todos sus eventos y escribirle cosas positivas en sus redes-, o acaso los buenos deseos de seguidores que los tiene, no de ahora, sino a partir de los primeros cargos que ha ejercido como alcalde de Xalapa, diputado y ahora Senador de la República, o quizá con línea directa desde Palacio de Gobierno, pero el caso Ricardo Ahued es algo que atrae la atención de seguidores y denostantes, a tal grado que un día si y el otro, también, no falta quienes lo postulan para sustituir al actual titular del Ejecutivo del Estado, algo que el ex Presidente Municipal de Xalapa, respetuoso e incluyente como suele ser, rechaza, y acaso por ello ha preferido alejarse de eventos públicos o políticos, porque si algo no acostumbra es faltar al respeto a las instituciones (a diferencia de aquel que las mandó al diablo). Por ello, cuando la Secretaria de Energía, Roció Nahle le preguntó cómo veía los escenarios en Veracruz cada vez más revueltos y con buenos deseos para el empresario, Ahued respondió que son propios de un Estado politizado de tradición, pero totalmente ajeno a sus pretensiones. Y es que no es Ahued Bardahuil quien se auto promueve para cargo alguno ajeno al Senado, sino las buenas intenciones de sus amigos y las malas de sus enemigos que buscan enemistarlo con un Gobernador al que expresa respeto, alianza y cooperación, aun cuando en Palacio desconozcan el significado de esas asignaturas, pero el asunto se ha tornado tan trillado que hasta el propio empresario y legislador ya comienza a dudar de los buenos propósitos de quienes lo promueven, pues lejos de ayudarlo le perjudican, enemistan y confrontan, porque si algo tiene Cuitláhuac García Jiménez en torno a su persona es una jauría de hienas que solo buscan sus propios intereses, y que no dudarían en soltar rumores o versiones equívocas con tal de afectar al actual Senador de la República que, amable como suele ser, acepta invitaciones de medios pero no para auto destaparse, que no es su propósito porque no depende de él, sino por atención y caballerosidad.

Y ES que pareciera que hay intensiones de que las versiones tempraneras o intentos de “madruguetes” lleguen a oídos del Presidente Andrés Manuel López Obrador como, seguramente, ya llegaron, y el tabasqueño más que absorberlo como parte de una sociedad que ya no aguanta a quien dice gobernar, lo tome como una provocación. Ahued tiene claro el afecto que el Presidente le tiene a Cuitláhuac, y el servilismo de este al titular del Ejecutivo Federal, por lo que ponerse a hacer piruetas para llamar la atención sabe de antemano que no sería bien visto por AMLO pero, además, el Senador y empresario ni siquiera tiene entre sus planes desplazar a nadie; su trabajo se circunscribe a la atención de la población que le dio la confianza, pero tampoco lo hace con afanes protagónicos. Recibe a quien lo pide porque esa ha sido siempre su norma pero no promueve saltos al vacío a la Gubernatura, y mucho menos suelta rumores de que García Jiménez sería enviado a la Dirección de Petróleos Mexicanos en premio a su honestidad para que, sin campaña y sin nada, asuma el timón de Veracruz, como si no tuviera los arrestos para ganarla en el 2024, pues bastaría revisar los resultados de la elección que lo llevó al Senado para percatarnos que tuvo más votos que el impulsado –por AMLO-, Cuitláhuac García, y queda claro que los sufragios no fueron dados, precisamente, a Roció Nahle sino al reconocimiento que se le tiene a Ahued.

ES CIERTO, hay un profundo malestar en contra del Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez que, en realidad es una administración fallida, pero flaco favor le hacen al Senador quienes desean que ya se vaya el ingeniero eléctrico y colocan al legislador como sustituto. Esa versión más que ayudarlo le sume un estilete político en el pecho porque el Presidente López Obrador podría suponer que el propio Ahued se promueve e, incluso, hasta paga para que se difundan cosas que no dice, y que suelen ser descontextualizadas en el afán de golpear al mandatario en turno y promover a conveniencia a alguien como Ricardo. En pocas palabras, el “no me ayudes compadre”, debe estar en la mente del Senador ante tanto “empuje” de los medios, de seguidores y de adversarios, porque queda claro que en México, aunque el Presidente diga que no interfiere en asuntos político electorales, el caso Sonora y Campeche demuestra lo contrario, como se verá, finalmente en otras Entidades. En Sonora que decidió que el candidato a la Gubernatura fue su ex secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo y ordenó a Ana Gabriela Guevara de dejar de andar soñando, mientras que en Campeche va Layda Sansores, la hija del afamado Carlos “el Negro” Sansores Pérez, una mujer muy cercana a AMLO.

POR ELLO, a pesar de los buenos y malos deseos para que se vaya Cuitláhuac y llegue Ricardo Ahued, este último no es quien decide sino el Presidente en turno, formado en lo más rancio del priismo, cuando se decía que el poder no se comparte sino que se ejerce, y en ese contexto actúa el mandatario nacional, o si no que le pregunten a sus peleles colaboradores. Sin duda, Ricardo Ahued ganaría la elección de seis años en 2024 ya sea independiente o por el partido que fuere, pero pretender que desbanque ahora al mandatario en funciones es algo que no está en sus planes ni podría determinarlo aun cuando lo deseara, y acaso por ello prefiere mantenerse alejado de tentaciones.

POR CIERTO, anda tan mal la popularidad de García Jiménez, que en su comparecencia este jueves ante diputados del Congreso del Estado, desde palacio de Gobierno fue enviada un misiva a todos los trabajadores del Gobierno Estado, misiva por demás risible en la que se lee: “Este jueves, es la comparecencia del gobernador Cuitláhuac García Jiménez con motivo del Segundo Informe. Por lo cual, les pedimos se sumen mostrando su apoyo en redes sociales desde las 10:00 hasta las 14:00 horas, principalmente Twitter, con el hashtag #VeracruzAvanza acompañados de un mensaje positivo, además de retuitear y compartir las publicaciones que vean mostrando apoyo. Es muy importante que las publicaciones que se realicen estén acompañadas de un mensaje, y no sólo del hashtag como tal. Mostremos nuestra unión y apoyo al trabajo que se ha realizado durante dos años en beneficio de las y los veracruzanos”.

LO PEOR es que en un acto de autoritarismo, a los empleados de Gobierno se les ordena que tienen que enviar la captura de pantalla que hicieron (o los corren), por instrucciones del Secretario de Gobierno, acaso dándoles a entender que si tienen trabajo es por ellos y, por tanto, hay que halagar el traje nuevo del Gobernador. Por cierto, durante dos horas la comparecencia se mantuvo con 13 espectadores Vaya caso…OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.