Ahora sí, la vacuna cae como anillo al dedo a AMLO

Vacuna
Vacuna FOTO: WEB
- en Opinión

Arturo Reyes Isidoro / No creo que haya habido ayer mejor noticia que la del anuncio de que la próxima semana iniciará la vacunación contra Covid-19, primero y antes que nadie con los trabajadores del sector salud que combaten la epidemia, así como con los adultos mayores de 80 años y más, y que de ahí se irá extendiendo en forma gradual al resto de la población para tener una cobertura total en el primer trimestre de 2022.

También es muy buena noticia que ante el repunte de casos, el IMSS firmó un convenio con su sindicato para otorgar una serie de estímulos al personal de salud, entre ellos el pago doble de salario por permanecer en las áreas para atender a este tipo de pacientes durante esta temporada, lo que garantiza que en la “etapa crítica”, que comprende el mes de diciembre de 2020, enero y febrero de 2021, de acuerdo a la institución, se garantice la cobertura de personal en hospitales.

Últimamente son tan pocas las buenas noticias para la población que cuando se dan, como ayer, no se deben dejar pasar para celebrarlas, así como ayer en Xalapa todas las ñoras aprovecharon el sol que salió, luego de varios días nublados, neblinosos y con intenso frío, para sacar la ropa a asolear (ahora sí, literalmente, se sacaron sus trapitos al sol) a fin de que se secara (en patios y azoteas vi un ajetreo de mujeres tanto o más que el de los políticos buscando una candidatura).

En forma inevitable, todo esto tiene y tendrá un efecto político, que necesariamente impactará en el resultado de la elección de junio próximo. A Andrés Manuel López Obrador le viene como anillo al dedo. Presumirá ante los mexicanos, ante los electores, que gracias a los esfuerzos de su gobierno, que decidió comprar las vacunas, se prevendrán más contagios, lo cual es cierto, y ha servido como catapulta a Marcelo Ebrard, el verdadero operador para conseguir el antígeno en el mercado internacional, para afianzarlo y relanzarlo rumbo a la candidatura presidencial en 2024.

“Presidente, pues hoy con el plan que nos acaban de presentar estamos en vísperas de que sea una realidad: misión cumplida”, dijo ayer el canciller con

quien –eso creo por la información que voy teniendo del altiplano– a Veracruz le iría bastante bien si llegara al Palacio Nacional.

Más en concreto sobre el proceso electoral ya en marcha, le sumará puntos a AMLO y le acarreará votos a MORENA, y para la oposición, ni como negar que es algo bueno, benéfico para los mexicanos. He ahí lo veleidoso de la política, que se mueve según las circunstancias, que ahora se presentan favorables para el presidente y su partido quien, qué duda cabe, seguramente repicará las campanas a todo lo que da para llevar todo el agua que pueda a su molino.

La oposición tiene que apretar el acelerador

Seguramente el hecho servirá de acicate a la oposición, que quiere fuera del poder a los morenistas, para que intensifique sus esfuerzos a fin de concretar la alianza que negocian, se acaben de convencer que divididos no van a poder vencer al grupo en el poder, y que tendrán que dejar de lado la mezquindad a la hora del reparto de candidaturas porque, hasta donde tengo información, tanto el PAN como el PRI quieren para sí los 20 distritos electorales federales.

La ruleta ya está girando y algo en lo que también se van a atorar será en el cumplimiento de las cuotas para mujeres y jóvenes, pues seguramente los tres partidos, incluido el PRD, querrán llevar políticos con experiencia, y casi me atrevo a asegurar que de preferencia también varones. Habrá que esperar a ver qué y cómo negocian y lo que establecen en las letras chiquitas de sus documentos.

Quienes deben estar inconformes y molestos con la alianza son los émulos de caciques, oportunistas y negociantes de candidaturas, porque ya no podrán intentar imponer su voluntad y a sus candidatos, no podrán vender candidaturas o conseguirlas a cambio de prebendas, y tampoco beneficiar a sus familiares en detrimento de las militancias que sí trabajan y se esfuerzan en serio y, por lo tanto, han hecho méritos para conseguir y obtener una posición.

En mi trajín diario en la capital del Estado, que es una ciudad muy politizada, escucho con frecuencia que tal o cual persona, hombre o mujer, se pasea presumiendo que es ya es candidato porque algún politiquillo, que no es dirigente de partido, les aseguró que con su apoyo llegará a la codiciada candidatura en el entendido de que si gana tendrá que pagar el favor, en efectivo, con posiciones en el ayuntamiento o con contratos o concesiones, etcétera.

Si cumplen con lo que tienen previsto los dirigentes, llegarán los mejores perfiles luego de que incluso podrán vetar a quien no tenga los méritos para representarlos, lo que se me hace interesante y podría acabar con una vieja práctica del uso personal, patrimonial, de los partidos para beneficio de unos cuantos, que son los que por muchos años, e incluso por generaciones, se han mantenido en las mejores posiciones sin dejar llegar a quienes tienen todos los méritos, no los padrinos o “palancas” para lograrlo.

Pienso en el caso concreto del PRI, donde se acostumbró el reparto de cuotas, que se daban a senadores o diputados, a dirigentes de sectores u organizaciones, quienes imponían a sus incondicionales, familiares, socios, cómplices e incluso a sus “amigas”, sin ningún otro mérito. Claro, para tomar las posiciones como un botín y no como el servicio público que son y deben ser.

Encuesta en Xalapa refleja triunfo opositor si va unido

Una encuesta levantada en Xalapa por la empresa Marketing INTEGRA para el portal alcalorpolitico.com mostró ayer que unida la oposición derrotaría a MORENA en la capital del Estado.

Por partidos, el PAN lidera con 24% seguido de MORENA con 23%, prácticamente en un empate técnico, que se rompe con los votos del PRI, 13%, y del PRD, 3%, para sumar 40%, contra solo 25% que sumarían los morenos con su aliado el PVEM.

De los aspirantes que se mencionan, el diputado Sergio Hernández, del PAN, lidera con 33% de preferencia del voto, seguido por Rosalinda Galindo, con 16% y atrás de ellos Cinthya Lobato, de Unidad Ciudadana, con 11%, los tres punteros.

Se aclara que sobre David Velasco Chedraui se descartó su participación porque no se logró identificarlo con ningún partido político o coalición, aunque si contendiera por el PRI obtendría 23% contra 15% de Sergio Hernández. Hasta ahora, el empresario ha estado más cerca del PAN, pero no se ha afiliado a ese partido, que se sepa ya no quiere participar por el PRI y no tiene mayor comunicación con el PRD.

Por lo que hace a MORENA, la candidata del gobernador Dorheny García Cayetano ni siquiera aparece y la diputada Rosalinda Galindo está muy lejos de los punteros. No tienen candidato competitivo y les pesa y les pesará el mal gobierno de Hipólito Rodríguez Herrero. De acuerdo a la información que tiene “Prosa aprisa”, el senador Ricardo Ahued no tiene el más mínimo interés en participar en la contienda municipal, aunque apoyaría si el candidato fuera su suplente en el Senado, Ernesto Pérez Astorga.

Xalapa es una ciudad emblemática, capital del Estado y asiento de los tres poderes, de ahí el interés por cómo se definan las candidaturas y el resultado de la votación.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.