La prima de la esposa de Zenyazen gana un sueldo mensual de 41 mil pesos sin chambear; Sofía Ramírez Martínez lo sabe, pero no hace nada

Prima
La prima de la esposa de Zenyazen gana un sueldo mensual de 41 mil pesos sin chambear; Sofía Ramírez Martínez lo sabe, pero no hace nada FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

El 14 de mayo del año pasado, el gobernador Cuitláhuac García designaría como titular del Órgano Interno de Control, o lo que antes era llamado Contraloría Interna de la SEV, a Sofía Ramírez Martínez, mejor conocida entre los empleados como “La mujer de hielo”. Si algunos pensaban que llegaba una funcionaria justa y ecuánime, se llevaron un chasco. La señora, tan pronto puso un pie en las oficinas de Murillo Vidal, hizo corredera de gente. Quitó a gente con más de 20 años de antigüedad, empleados que desquitaban su salario que ni los gobiernos priistas y panistas se metieron con sus derechos laborales.

Sin embargo, esa antigüedad no importo para Sofía Ramírez Martínez, titular del Órgano Interno de Control de la SEV. De entrada, la señora pidió que gente que había trabajado años ahí, pero que dependía de otras áreas, regresaran a su lugar de origen, el motivo, quedarse con las compensaciones. Sin embargo, esta funcionaria no es pareja, ya que tenemos pruebas de que en la Universidad Politécnica de Huatusco, considerado por muchos como búnker político de Zenyazen Escobar, tiene a la prima directa de la esposa de Zenyazen Escobar García, Liliana López Coronado y amiga de Sofía Ramírez Martínez, nos referimos a Érica Rodríguez López, quien labora como secretaria académica con un sueldo mensual de 41 mil pesos.

Según el reglamento de la universidad, para poder tener ese puesto se necesita tener mínimo de maestría, pero la prima de Liliana López Coronado, esposa de Zenyazen Escobar, ni siquiera cuenta con cédula profesional para ejercer mínimo como licenciada (solicitamos información por Plataforma Nacional de Transparencia y confirma lo dicho). Por cierto, la prima incómoda dice que por la pandemia, no le han dado sus papeles de acreditación. ¡Ajá!, sí Chucha como no.

Sin embargo, a pesar de ello, el director de la universidad, el mismo que se le queman las habas por ser alcalde de Río Blanco, Érick Sánchez Ibáñez, la condecora por designación directa, por dedazo, pasándose por el arco del triunfo los derechos de los trabajadores de esta universidad. Por cierto, Sofía Ramírez Martínez, titular del Órgano Interno de Control de la SEV, sabe de este caso, pero como es la prima de la media naranja de Zen, la señora se hace del avión.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.