Quedó demostrado que el Congreso de Veracruz está colmado de estúpidos, y todavía se reservan el derecho de admisión, como si de un burdel muy fifí se tratara

Congreso
Los diputados Juan Javier Gómez Cazarín y Henri Christophe Gómez Sánchez FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

Ha quedado exhibido el Congreso de Veracruz. La Suprema Corte de Justicia de la Nación echó para atrás la mentada Reforma Electoral a la veracruzana, pues todo el documento, desde la redacción, hasta los procedimientos, están mal; exhibieron a los morenistas como una banda de ignorantes, como una piara de cerdos que sólo busca el desperdicio para masticar. Y a pesar de eso, a pesar de que se exhibiera su estulticia, los diputados de Morena, los amigos de Juan Javier Gómez Cazarín, el “berraco” mayor, se ponen sus moños.

El día lunes, durante la comparecencia de los secretarios de despacho del gobierno de Cuitláhuac García, se reportó que el diputado Christophe Gómez, a quien llaman “el Príncipe”, giró instrucciones a los cadeneros de comunicación social para que reporteros que no se ajusten a su perfil o que resulten ‘incómodos’, esos que están en su lista negra, no tuvieran acceso al Palacio Legislativo.

Esta acción causó indignación, sobre todo porque, después de que quedara demostrada la ineficiencia y torpeza de los diputados, se hacen los muy dignos y se reservan el derecho de admisión, como si de un burdel muy fifí se tratara.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.