Del «no te preocupes Rosario» al «no la chingues Rosario». La Robles le va a echar toda la culpa a Luis Videgaray

Rosario
Luis Videgaray Caso y Rosario Robles Berlanga FOTO: WEB

¡No que no tronabas pistolita! Muchos meses se pasó Rosario Robles diciendo que ella no había participado en ningún acto de corrupción; Rosario Robles juraba que era tan inmaculada como la virgen de la Macarena. Se sentía presa política, al tiempo que aseguraba que no iba a ceder a las presiones del gobierno para poner el dedo a sus compañeros de gabinete. Sin embargo, una segunda orden de aprehensión, esta vez por delincuencia organizada y lavado de dinero la hicieron reflexionar y llegar a la conclusión de que pura, pura, no había sido.

Ahora, Rosario Robles, de manera intrínseca, reconoce que sí hubo “Estafa Maestra”, pues está, según su abogado, a punto de declarar, ya como testigo colaborador, que los recursos que salieron de la “Estafa Maestra” se utilizaron para las campañas electorales del PRI-Gobierno. A la Robles le llegó el agua al cuello, no pudo soportar más presión.

Ahora está en pláticas con la Fiscalía General de la República para obtener un criterio de oportunidad que le permita los mismos privilegios que tiene Emilio Lozoya, el testigo VIP de la Cuarta Transformación. Todavía nos acordamos de la manera como el presidente Peña Nieto trató de encubrir uy cobijar a Rosario Robles con el «no te preocupes Rosario». Ahora Peña Nieto le debería mandar un mensaje que diga: «No la chingues Rosario».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.