Crónica de una muerte anunciada en Veracruz para la 4T

4T
Crónica de una muerte anunciada en Veracruz para la 4T FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

En la democracia mexicana, los actores principales son los ciudadanos por medio de su voto, logran que una persona ejerza el poder que los represente de la mejor manera. Sin embargo, cuando esa persona no llena las expectativas ni cumple con su tarea para la que fue elegida, la ciudadanía tiene todo derecho de revocarle su mandato. Los veracruzanos no están conformes con los dos primeros años de gobierno del hijo del profe Atanasio. Juega en su contra el descarado nepotismo, la gula que han mostrado sus propios familiares al poner patrullas a precio de oro o el desaseo que tiene Ramos Alor en la Secretaría de Salud o el cochinero que ha solapado Zenyazen Escobar en Espacios Educativos en la SEV.

Estos hechos han sido un verdadero agravio para los veracruzanos que les confiaron su voto y sólo son una muestra de que no saben gobernar. Pero lo peor de todo ha sido el desaseado trabajo que ha realizado su segundo a bordo, el manoseo al poder Judicial y Legislativo coloca a estos actores como simples lacayos del poder Ejecutivo. Si hay que repartir culpas del fracaso del gobierno de Cuitláhuac García y del palo legal que le propinó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a su reforma electoral, gran parte les corresponde a Éric Cisneros y al titular de la Junta de Coordinación Política en el Congreso del Estado, Juan Javier Gómez Cazarín.

Por todo eso, el febril proyecto de continuar gobernando no sólo se desvanece para Cuitláhuac García, sino también para toda la fauna política que compone la cuarta transformación jarocha. Sin embargo, aún tienen la oportunidad de demostrar que tienen la aprobación ciudadana si en las próximas elecciones ganan la mayoría de diputaciones y alcaldías, aunque a como están las cosas, eso sería una monumental hazaña.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.