Da “palo” Suprema Corte al gran simulador

Montajes
El gobernador Cuitláhuac García Jiménez FOTO: PATY BARRADAS/FOTOVER
- en Opinión
*Reforma electoral cuitlahueca inconstitucional
*García Jiménez víctima de Cazarín y Cisneros

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / EL GRAN “reformador”, el que aparenta ser Gobernador pero, en realidad es manipulado por quienes se aprovechan de su simpleza e inexperiencia acaba de recibir un severo revés que lo coloca en la posición donde debería estar siempre: en la de los simuladores cuyo fracaso cae por su propio peso. Y es que luego de que PAN, PRD y PRI denunciaron que los diputados de Morena se aprovecharon de la emergencia sanitaria de CoVid19 para aprobar un traje a la medida de cara al proceso electoral del 2021, vía fast track desde el Congreso Local, y tras iniciar una controversia constitucional contra la mal llamada “reforma electoral” para el Estado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha puesto a los diputados serviles en el lugar de la historia que les corresponde: el de los ambiciosos vulgares que aprovechando la mayoría legislativa con que cuentan creen que todo lo pueden aunque, por fortuna, aún quedan instituciones como la SCJN que sirven como contrapeso contra quienes buscan convertirse en émulos de Nicolás Maduro, y que bueno que eso suceda. De esa manera, el decreto 576 que daba vigencia a la Reforma Electoral aprobada por los morenos y sus aliados fue declarada inconstitucional, algo que ya se veía venir tras el fallo para que se devolviera el 50 por ciento de las prerrogativas que desde Agosto había descontado el OPLE a los partidos locales, violentando la anualidad de un presupuesto aprobado, y solo porque el Gobernador queda bien, Cuitláhuac García Jiménez quería agradar al Presidente Andrés Manuel López Obrador para seguir ganando halagos y bendiciones.

PERO, ¿QUE implicaba la reforma electoral echada a la basura y cuáles eran las afectaciones para los partidos? En principio, disminuir los recursos a institutos políticos, además de proteger al gobernador Cuitláhuac García Jiménez para que su permanencia no pudiera ser sometida a consulta popular, contrario al propio Presidente Andrés Manuel López Obrador que promueve, precisamente, ese ejercicio para demostrar que el pueblo lo ama. García Jiménez, sin embargo, sabe que el único que lo tolera es el mandatario nacional por el recurso de los subejercicios que regresa a la Federación a fin de que AMLO siga usando ese dinero a discreción en sus programas sociales clientelares. Pero el Gobernador olvidó de que al jefe no se le rebasa ni en la carretera, y en ese tenor, contrario a López Obrador, en Veracruz ninguna autoridad electa mediante el voto podría ser removida ni sometida a consulta popular su permanencia, pero no contaba con la astucia de los legisladores locales.

EN ESTE espacio lo hemos dicho hasta la saciedad: Cuitláhuac es ajeno al pueblo, detesta saludar a la gente, recibir a veracruzanos que enfrentan conflictos, y oculto en su burbuja deja que otros hagan en su nombre, y por supuesto que lo hacen. Basta ver como lo manipula el titular de la junta de coordinación política en el congreso del Estado, Juan Javier Gómez Cazarín que, en alianza con el Secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos hacen y deshacen en beneficio de sus propios intereses, y en ese tenor promovieron y aprobaron dentro de la reforma electoral que los presidentes municipales podrían ser reelectos hasta por dos periodos de tres años, esto es, podrían quedarse en el poder 9 años, por lo que el padre de Cazarín ya se frotaba las manos en Hueyapan de Ocampo donde pretende treparse al poder de la mano de su poderoso descendiente pero, además, quienes desearán ser alcaldes en los próximos comicios tendrían que pagar un precio muy alto, literalmente hablando, ya que les garantizaban 9 años succionando al presupuesto o haciendo negocios a la sombra del poder, como ya se le permite a algunos munícipes protegidos desde la cúpula. Y es que de acuerdo a lo que establecía la reforma, los cambios a la Ley serían aplicables a partir de la elección de 2021.

FUERON TAN osados y soberbios que la fórmula para asignar recursos anuales a partidos se los redujeron a la mitad, por lo que el viernes, luego de que la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación reconoció que el OPLE violentó el principio de anualidad al aprobar la modificación al financiamiento público correspondiente a los meses de Agosto a Diciembre de 2020, descontándoles el 50 por ciento en base a la reforma enviada por el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, aprobada por la mayoría de legisladores locales serviles al Ejecutivo, determinó que el organismo electoral reintegrara los recursos a los institutos políticos. Ante ello, la Sala Regional le instruyó al OPLE realizar las gestiones necesarias para restaurar “el estado de las cosas”, previo a la aprobación del presupuesto del 2021, de tal suerte que debe devolver los recursos que les recortó a los partidos políticos desde Agosto, tras la aprobación de la reforma, fallo que vincula a la Secretaría de Finanzas y Planeación, por lo cual deberá devolver las disminuciones aplicadas. La magistrada Eva Barrientos Zepeda argumentó que con el recorte no se respetó el principio de anualidad en la asignación de recursos a los partidos, con lo cual le dio la razón a las siglas partidistas.

DECIA CUITLÁHUAC por esos días que con la Reforma Electoral se ahorrarían más de 2 mil millones de pesos que se destinarían al desarrollo regional, cuando en realidad son trasmutados en subejercicios, y en el mismo desgastado discurso de su mentor, indicó que la democracia no es una cuestión de dinero sino de principios (igualito a ya saben quién), donde la voz del pueblo reflejada en el voto decide la mejor propuesta, siendo uno de los postulados de esa transformación reducir el gasto superfluo en época electoral. Y como hacía falta echarle combustible a la paja seca, indicó que en las elecciones locales de 2021 serían derrochados 474 millones de pesos, además de que en 2022 y 2023, a pesar de no haber comicios, serían 165 y 171 millones, respectivamente, y en 2024, al siguiente proceso local, 437 mdp.

QUIZA LO que más ha gustado de la inconstitucionalidad de la reforma electoral de Cuitláhuac, es que queda sin vigencia el capítulo que impedía revocar el mandato del Gobernador y cualquier funcionario electo, por lo que aún queda la esperanza de que García Jiménez, al igual que el Presidente Andrés Manuel López Obrador si sea sometido a la consulta que, a decir verdad, al menos en estos momentos no le favorecería, dado el desastre en que sus correligionarios han convertido al Estado aprovechando su inexperiencia y su traje nuevo que lo desnuda, pero que ni por enterado se da. Así las cosas…OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.