Sin poder hablar, paciente entubado pide un violín y toca la melodía más desgarradora. La música fue el mejor lenguaje para despedirse antes de la tragedia

Violín
Sin poder hablar, paciente entubado pide un violín y toca la melodía más desgarradora FOTO: WEB

Un paciente, identificado con el nombre de Grover Wilhelmsen, llegó al hospital tras infectarse de coronavirus. El avance del virus en su cuerpo era de mucha gravedad, por lo que tuvo que ser entubado. Con los días, el hombre entendió una cosa, había llegado su final, la hora de su partida. Las enfermeras sabían que era un maestro de orquesta jubilado y toda su vida había tocado y enseñado el arte de la música. Cuenta la enfermera que lo atendió que un día Grover Wilhelmsen, sin poder hablar, hizo señas como de estar tocando un violín.

La enfermera supo lo que le quería decir. Wilhelmsen pedía un violín y ella se lo consiguió. El paciente quería mostrar al personal médico que lo atendió su agradecimiento. La música fue el mejor lenguaje para poder expresar su agradecimiento y para expresar su despedida. Grover Wilhelmsen logró sentarse en la orilla de la camilla donde estaba y tocó el violín para todos los que estaban en la unidad de cuidados intensivos.

A pesar de estar tan enfermo, aún pudo seguir adelante. La melodía que ese día tocó, no la había aprendido en ningún libro, esa nota salía de su corazón, de su tristeza. Con esa melodía se despedía del mundo y se logró apreciar cuánto significaba para él la música. De los ojos de todos los que lo escucharon ese día brotaron lágrimas. El final lo saben. La nota que tocó ese día la llamaron «Lágrimas de un paciente en despedida».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.