Éric Cisneros y su sarta de mentiras; ya nada más faltó que pidiera su canonización. Sí son ladrones, sí son represores, sí son corruptos

Cisneros
El secretario de Gobierno Éric Patrocinio Cisneros Burgos FOTO: LEGISVER
- en Avenida Principal, Carrusel

Habla en plural Éric Cisneros Burgos a la hora de defender al gobierno de Cuitláhuac García, un gobierno que ha demostrado que sí se puede ser peor que Javier Duarte. El secretario de Gobierno compareció ante las Comisión de Gobernación del Congreso estatal para decir tantas mentiras como le fuera posible. Amenaza alcaldes, pero él dice que no; amenaza periodistas, pero él dice que no; amenaza diputados, pero él dice que no; coacciona a magistrados, pero él dice que no.

Se olvida de la gobernabilidad de Veracruz, pero el presume que se fueron a chapear áreas verdes: «Nos llena de orgullo participar en estas tareas de mejoramiento que cada fin de semana permiten embellecer más de 50 mil metros cuadrados en una sola jornada social»; cómo si lo hubiéremos contratado para eso. Éric Cisneros Burgos mete las manos por este gobierno que se deshace y asegura que «ni ladrones ni represores, ni corruptos ni flojos» son. Pero sí lo son.

Roban, aunque no saben robar; reprimen porque tiran la piedra y esconden la mano; son corruptos, aunque dijeron que el suyo sería un gobierno honesto. ¿Flojos? Tal vez no, porque están muy ocupados en desmantelar la nave que conduce a este gobierno. Éric Cisneros Burgos fue a decir una sarta de mentiras que ya nadie le cree. De momento, mientras el mentía abiertamente, los diputados del PRD lo estaban denunciando en la Fiscalía General de la República.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.