«No sabemos robar», dice Cuitláhuac García y es cierto, todos nos damos cuenta de sus raterías, si supieran robar ni cuenta nos daríamos

Cuitláhuac
Cuitláhuac García Jiménez FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

¿Qué es saber robar? Las personas que saben robar no son atrapadas en sus raterías, es más el robado ni siquiera se da cuenta de que le han robado. No saber robar es no dejar huellas de que el delito se ha cometido, es salir con el botín sin despertar a los dueños de la casa. El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, en su estulticia, presume que ni él ni sus funcionarios saben robar: «Si para ustedes, los que tuvieron su oportunidad en el gobierno y ahora nos critican, no saber robar es ineptitud, pues lo sentimos, no sabemos robar». Por supuesto, el pez por la boca muere.

Cuitláhuac García no sabe robar, porque todos nos estamos dando cuenta de la operación que su primo Eleazar Guerrero está llevando a cabo. Eleazar Guerrero, subsecretario de Finanzas, es el encargado de robar para el patrimonio familiar. Ya cada miembro de la familia del gobernador se compró o está en trámites de compararse un departamento de lujo; ya tienen revistas con convenios de 200 mil pesos mensuales; ya están insertados en la nómina; ya hay un operador que desvía hasta un 20 por ciento para las arcas familiares.

Ya la Auditoría Superior de la Federación mostró los resultados de la Cuenta Púbica de 2019. Esos miles de aviadores en Salud son parte del saqueo y es una muestra más de que el gobernador de Veracruz no sabe robar. No sabe robar porque nos dimos cuenta del sobreprecio de las camionetas para Seguridad Pública; no sabe robar porque hasta para eso, el mismo lo reconoce, es inepto.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.