Florisel: víctima de la descomposición política

Florisel
Florisel Ríos Delfín FOTO: WEB
- en Opinión
*Alcaldesa de Jamapa era presionada por Morena
*Veracruz estado fallido en materia de seguridad

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / EL SABADO pasado, Sergio Cadena Martínez, dirigente Estatal del PRD advirtió que ese partido daría su total respaldo a la alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos Delfín, ante los recientes hechos suscitados en su municipio tras el intento de ejecución de una orden de aprehensión en contra de su esposo Fernando Hernández Terán que logró darse a la fuga vestido de policía, y de Carlos P.V. y María Aurora P., director de Obras Públicas y Tesorera del ese ayuntamiento que si fueron detenidos apenas cuatro días antes. La cúpula perredista denuncio ese día al Secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos de amedrentar a los alcaldes perredistas –incluida Florisel- para que operen a favor de Morena en 2021. Cadena Martínez advirtió en consecuencia que estarán al pendiente del desarrollo procesal del juicio de los funcionarios de Jamapa, con el objeto de que el caso no se contamine y sea manipulado con fines políticos. “Nosotros lo que decimos, y no defendemos a nadie ni metemos las manos al fuego por nadie, es que quien haya cometido irregularidades e ilícitos y haya violado la ley, que se le castigue, nada más que el proceso legal se lleve conforme a lo que marca el estado de derecho (…), que no se metan otras cosas y no intimiden y no acosen a la familia (en referencia a la orden de aprehensión contra el esposo de la edil)… Si alguien violó la ley, adelante que se le castigue”. Cuatro días después de aquel señalamiento contra Cisneros Burgos, la alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos Delfín fue secuestrada por un comando armado –no, precisamente con fines de rescate- y ejecutada minutos después en una camino de terracería de aquella población y, hasta donde puede observarse en las fotografías que circulan del suceso, le dieron el tiro de gracia.

Y ES que resulta increíble lo que sucede en Veracruz, un Estado fallido en materia de seguridad y gobernado a base de amenazas y, en ocasiones como esta, con crímenes sospechosos que por los antecedentes, si no fueron perpetrados por el Estado si por los escenarios que se van construyendo desde el poder en torno a las víctimas. Y este lamentable y atroz crimen ocurre a una semana de que Carlos P.V. y María Aurora P., director de Obras Públicas y Tesorera del Ayuntamiento fueron detenidos (el 4 de Noviembre) por presuntos actos de corrupción, y quienes ya recuperaron la libertad tras el pago de una fianza de 200 mil pesos –aunque alguna fuente nos informa que los detuvieron de nuevo-, en tanto el esposo de la alcaldesa ejecutada logró darse a la fuga. Florisel Ríos Delfín denunció que era acosada desde el poder, luego de que en Enero ratificó la denuncia de Juicio Político en contra del Síndico Único, Julio César Sosa Villalvazo y la Regidora Segunda, Selene González Morales bajo el argumento de que las acciones de los ediles afectan los interés públicos fundamentales y a su correcto despacho, entre otros. A Florisel la mataron de forma por demás alevosa tras ser secuestrada por un comando armado y ejecutados minutos después en un aquella población.

NO ES secreto que Fernando Hernández Terán, conocido en la zona como “Pan Comido”, y quien fungiera como ex presidente del DIF Municipal de Jamapa al ser esposo de la alcaldesa, desde hace meses hacía proselitismo a su favor con los programas asistenciales y se ostentaba como el próximo abanderado del PRD a la alcaldía, lo que acrecientan las sospechas de que el crimen de la alcaldesa podría tener un trasfondo político, más allá de un hecho criminal ligado a la delincuencia. Y es que de acuerdo a la versión del dirigente Estatal del PRD, además de la alcaldesa de Jamapa, otros siete munícipes perredistas han sido acosados y amedrentados desde la cúpula del poder Estatal, actualmente en manos de MoReNa, asegurándoles que si no operan a favor del Movimiento de Regeneración Nacional en 2021 serán señalados como entidades a favor de la delincuencia organizada.

Y ES que el temor que persiste entre los MoReNos comandados por Eric Patrocinio Cisneros Burgos –ya que el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez solo acata las instrucciones del Secretario de Gobierno-, es que las dirigencias nacionales de PAN, PRI y PRD pactaron con los empresarios Claudio X. González, Presidente de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), y Gustavo de Hoyos Walther, de la Confederación Patronal de la República Mexicana para ir en contra de Morena en las elecciones del próximo año, luego de ser convocadas las dirigencias nacionales por ambos hombres de negocios. En ese tenor, los líderes partidistas nacionales abrazaron la agenda de la agrupación “Sí por México”, que se caracteriza por plantear generalidades y criticar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador. En una pequeña reunión presencial de no más de una docena de asistentes, los dirigentes partidistas ofrecieron candidaturas y presumieron su intención de establecer alianzas electorales entre ellos para tratar de frenar el avance morenista, y entre quienes han mostrado interés en llegar a ser candidatos se encuentra Gustavo de Hoyos, cuyo enfrentamiento con el gobierno hizo que la membresía de Coparmex se distanciara de su presidencia al frente de este organismo empresarial y anunciara, desde ya, quién lo sucederá en el cargo.

EN VERACRUZ el fracaso del Gobierno Estatal a cuyo frente se encuentra García Jiménez ha provocado malestar hasta entre quienes votaron por la Cuarta Transformación, sobre con las inundaciones en el sur del Estado que afectaron a más de 10 mil veracruzanos que a la fecha siguen sin recibir apoyos tanto de la Federación como del Estado, amén de los yerros en todos los rubros, sobre todo en materia de seguridad que ha convertido al solar jarocho en una Entidad de alto riesgo. Y eso lo sabe el Secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos que se ha dedicado a amenazar a alcaldes, incluso, del sur del Estado a los que advierte llevar a la cárcel acusándolos de estar ligados a la delincuencia, pero sin presentar pruebas contundentes.

EL CRIMEN de Florisel Ríos Delfín se inscribe, precisamente en esa descomposición social que se alienta desde el Gobierno del Estado que con toda impunidad amenaza a todos, y que a la fecha no ha hecho nada para contener, incluso, las incursiones policiacas en diferentes partes de la Entidad sin ordenes de allanamientos, lo que ha engendrado en fechas recientes diversos ataque a las corporaciones. En suma, los de MoReNa –como todos los gobiernos de izquierda- terminan en dictaduras debido a los rencores acumulados por años y a la discriminación política y social de que fueron objeto por parte de quienes ejercieron el poder, y eso se refleja en Veracruz con tanto y semejante crimen, incluso de carácter político, amén de mujeres y periodistas. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.