López Obrador en Veracruz, «tanto peca el que mata la vaca…»; sabe de las ilegalidades en el estado y le valen madres

Gobernar
Cuitláhuac García Jiménez y Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB

Los que son muy avezados en los temas políticos saben que hay acciones de gobierno que se deben consultar con la Federación. Por ejemplo, la caída de Jorge Winckler se operó desde la Ciudad de México. Mientras el Congreso cuajaba la destitución de Winckler, el secretario de Gobierno de Veracruz estaba en un restaurante de la CDMX con operadores de la Federación. La caída de Sofía Martínez Huerta tiene todo el beneplácito de la Federación. La respuesta del presidente, evasiva y cómplice, «no estoy informado», es muestra clara de que el Gobierno Federal está coludido en ese acto ilegal.

Están dando golpe de Estado a uno de los tres poderes que sostienen a Veracruz y el presidente dice que no está enterado. ¿Acaso su asesor Julio Scherer Ibarra no le informó que la presidenta del Tribunal Superior de Justicia denunció amenazas por parte del secretario de Gobierno de Veracruz? Se hace tonto el presidente y no le va.

Olga Sánchez Cordero, la encargada de la gobernabilidad del país, estaba más que enterada del golpe de Estado que se llevaría a cabo en contra de Sofía Martínez Huerta, si no la informaron, si la pasaron por alto, entonces no tiene nada que hacer en la Secretaría de Gobernación. Ninguna acción de este tipo, golpes como «el odio de Dios», diría César Vallejo, los ignora el presidente; «tanto peca el que mata la vaca, como el que le sostiene la pata».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.