¿Y qué si hay nepotismo en el Congreso? Cuitláhuac García no tendría cara para pedir que se sancioné el nepotismo; el primer sancionado debería ser él

Nepotismo
Cuitláhuac García y Eleazar Guerrero, nepotismo en el gobierno estatal FOTO: WEB

Lo repetimos, Veracruz es el paraíso del nepotismo de la Cuarta Transformación. Sin ningún empacho los diputados y funcionarios públicos han colocado a sus familiares en las diferentes nóminas, ya sea de gobierno, municipales o en la Legislatura. Ya lo dijo el diputado Maleno, los otros gobiernos lo hacían, era cosa común. Sin embargo, fue Morena quien llegó con la cantaleta de que esas cosas ya no iban a pasar. Hasta hicieron un agregado en la Ley Federal de Responsabilidades para Funcionarios Públicos.

En el Artículo 63 bis de esta Ley se anota: «Cometerá nepotismo el servidor público que, valiéndose de las atribuciones o facultades de su empleo, cargo o comisión, directa o indirectamente, designe, nombre o intervenga para que se contrate como personal de confianza, de estructura, de base o por honorarios en el ente público en que ejerza sus funciones, a personas con las que tenga lazos de parentesco por consanguinidad hasta el cuarto grado, de afinidad hasta el segundo grado, o vínculo de matrimonio o concubinato».

Pero nadie ha sido sancionado por cometer nepotismo, y no se ha hecho porque mientras el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, tenga a Eleazar Guerrero, su primo hermano, manejando las Finanzas del estado, todos seguirán metiendo a sus parientes en nómina. Cuitláhuac García no tiene legitimidad, no tendría cara para pedir que se sancioné el nepotismo, pues el primer sancionado debería ser él.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.