Aún no es día de muertos y el INE ya hace tamales en la elección de Morena

INE
Lorenzo Córdova y Mario Delgado FOTO: WEB

Las autoridades electorales piensan que los mexicanos se chupan el dedo o que se van a tragar el cuento de que hubo un empate técnico entre Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo por la presidencia de Morena. Desde hace mucho, el manoseo y las prácticas sucias de Yeidckol Polevnsky, sin dejar fuera al grupo de Bertha Luján, han puesto a esta organización política en una crisis de falta de gobernabilidad durante un poco más de un año. Por esa razón hay un presidente interino en la persona de Alfonso Ramírez Cuéllar.

Las entrevistas que sostuvo Mario Delgado con Lorenzo Córdova Vianello, mandamás del INE, antes de la contienda de encuestas han levantado sospechas en el grupo de Muñoz Ledo, grupo plenamente identificado con Claudia Sheinbaum. Y no es sin causa justificada, ya que en la encuesta anterior, Muñoz Ledo le sacó a Mario Delgado una ventaja de más de 20 puntos. Lo curioso del caso es que ahora, como un verdadero jinete de Derby, sospechosamente Mario Delgado se empareja en último momento con Muñoz Ledo.

Claro que esta forma de competencia es un verdadero acto de fe, ya que sólo el INE atestigua que existe un empate técnico y que sólo ellos como autoridad electoral lo pueden verificar. Lo malo de todo esto es que con estas acciones no se contribuye a una cultura democrática que traiga unidad entre las partes de la contienda. Por lo pronto, tenga por seguro que el grupo de Porfirio Muñoz Ledo no se quedará con los brazos cruzados si les arrebatan el triunfo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.