La herencia sangrienta que dejó El Marro tras su detención. El objetivo era tener paz pero se ha derramado más sangre

La herencia sangrienta que dejó El Marro tras su detención. El objetivo era tener paz pero se ha derramado más sangre FOTO: WEB

Tras una larga y costosa búsqueda, en el mes de agosto del presente año se llevó acabo la detención de José Antonio Yépez Ortiz, conocido como El Marro, exlíder del Cártel de Santa Rosa de Lima. Con la detención de El Marro las autoridades suponían que las personas en el estado de Guanajuato por fin tendrían paz. Pero tras la detención de Yépez Ortiz surgió una división en el cártel; el hecho de que el nuevo líder sea un sujeto apodado El Azul, enfadó a muchos integrantes, haciendo que ahora entre ellos mantengan una guerra. Yépez está preso, pero dejó una herencia sangrienta interminable.

Tras la guerra que existe entre los propios integrantes, aún está la confrontación con el Cártel de Jalisco Nueva Generación. Las investigaciones policiacas informaron que Adán Ochoa o El Azul es compadre de El Marro, es el nuevo líder del CSRL y es quien está haciendo frente al CJNG para evitar que se apoderen del estado, y esto ha generado más violencia.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad, determinó que existe una ruptura dentro del cártel y esto está provocando ataques armados en la zona. Más allá de que se respire paz en el estado de Guanajuato la violencia seguirá en aumento por la disputa del control. El día 6 de octubre fue registrado como el día más violento del año con 32 homicidios dolosos. La herencia sangrienta del Marro, es ahora quien evita que haya paz.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.