Joven en China vende su riñón por un IPhone y una Tablet y ahora vive dializado con ayuda médica las 24 horas del día. ¿Valió la pena?

Xiao Wang
Joven en China vende su riñón por un IPhone y una Tablet y ahora vive dializado con ayuda médica las 24 horas del día. ¿Valió la pena? FOTO: WEB

Para Xiao Wang, un joven de China, vendió en 2011, cuando tenía 17, años uno de los órganos más importante para un ser vivo, todo por un IPhone y una Tablet; creyó que era la mejor idea que pudo haber tenido. Sin embargo, esto era totalmente una locura. Gracias a varios intermediarios que hubo, el joven asiático pudo vender su riñón por dos mil 600 euros (unos 58 mil pesos mexicanos aproximadamente). Así pudo comprarse el IPhone del momento y una Tablet. 

Para esto, el joven ocultó todo a sus padres, hasta el día de su operación, donde tristemente algo salió terriblemente mal y su familia se enteró del problema y denunció a todos los participantes, incluso al doctor quien es acusado de provocarle lesiones involuntarias. Lamentablemente Xiao Wang, luego de su intervención quirúrgica quedo gravemente mal, y tiene que estar en cama las 24 horas del día.

De igual forma tiene que estar dializado la mayor parte del día, además de necesitar ayuda médica para intentar llevar una vida normal. Las personas involucradas perdieron el caso y tuvieron que pagar una indemnización a la familia de Xiao Wang por uno 17 mil euros (cerca de 374 mil 500 pesos) además de ser sentenciados a pasar de tres a cinco años en prisión. Así como este joven hay cientos de chicos que creen que por tener el mejor lujo del momento es bueno perder algún riñón o alguna otra parte del cuerpo, pero la verdad es que no, los errores se pagan caro.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.