Cuitláhuac y sus MORENOS, ¿Le apostaron al caballo equivocado?

Ledo
Cuitláhuac García Jiménez y Porfirio Muñoz Ledo FOTO: WEB
- en Opinión

Francisco Licona / BIEN DICEN QUE PARA QUE HAYA CALDO DE GALLINA, primero debe haber gallina. Y es por eso que para que haya renovación de dirigencia en Veracruz también están esperando que primero se renueve la dirigencia nacional de MORENA. Sin embargo, según ha trascendido, al parecer el gobernador Cuitláhuac García Jiménez le estaría apostando sus activos políticos, junto con otros personajes nacionales como Claudia Sheinbaum, Ramírez Cuéllar y Bertha Luján, al octagenario Porfirio Muñoz Ledo. Don Porfirio sería seguramente un excelente elemento, pero muchos no le hayan la cuadratura al círculo del por qué se está lanzando contra las bases mismas del Lopezobradorismo en esta lucha que parece estar perdiendo contra Mario Delgado. Primero, amenazó con expulsar a Marcelo Ebrard del partido si continuaba apoyando a Mario Delgado, y ahora, en un triste caso, advirtió que si ganaba Mario Delgado la Presidencia de MORENA, de facto, estaría gobernando ya Marcelo Ebrard, con lo que según él se le estaría dando por terminado el ciclo a López Obrador antes de tiempo. Dicha declaración (sin advertir que sea del todo errónea) no gustó nada de nada entre las huestes Morenistas y mucho menos en Palacio, donde AMLO incluso se dice estar listo para irse a Palanque en el momento en que se deje de sentir querido por el Pueblo Bueno. Porfirio aparecerá, con toda seguridad, en las boletas para elegir mediante encuesta al nuevo líder del rebaño Moreno, peeeeero, al parecer en el Altiplano ya no están tan seguros que pueda vencer a Mario Delgado quien incluso hoy advirtió que en MORENA lo que falta es mayor organización y liderazgo pues en los Estados se están mandando solos.

TAL VEZ POR ESO ES QUE EN VERACRUZ YA ESTÁN QUERIENDO poner las barbas a remojar y el candidato de Cuitláhuac, Esteban Ramírez ha comenzado a señalar que “La encuesta es el método más democrático para elegir al presidente estatal de Morena”, queriendo dejar de lado, por obviedad, cualquier intervención o dedo de Dios del Altiplano que marque los caminos que debe seguir MORENA en Veracruz. Y es que de perder Porfirio, como fichas de dominó varios aspirantes en los Estados se podrían caer, y eso es lo que se teme en estos lares jarochos. La forma es fondo en política, y por eso el que Esteban Ramírez asegure que “Nuestra responsabilidad como militantes de Morena es garantizar que la Cuarta Transformación continúe”, no es fortuito, sino una clara señal de que con AMLO van hasta el fin del mundo y no necesariamente como lo señala don Porfirio. En fin, que mientras no se decida MORENA nacional, aquí en Veracruz todas las flamas siguen encendidas y no se sabrá, aún, si Cuitláhuac, Sheinbaum y varios más, le apostaron al caballo equivocado o si, incluso perdiendo, ganarán.

EL PARTIDO POLÍTICO ‘UNIDAD CIUDADANA’ CON CINTHYA LOBATO al frente conserva su nombre y logo El TEV le dio palo a Movimiento Ciudadano, MC. Al Partido Movimiento Ciudadano, de Dante Delgado, con registro nacional no le prosperó su intentona de quitarle denominación y logo al Partido Político Estatal Unidad Ciudadana. El TEV sustentó que Unidad Ciudadana utiliza como sustantivo la palabra “Unidad”, y como adjetivo calificativo femenino, la palabra “Ciudadana”, mientras que el partido Movimiento Ciudadano utiliza la palabra “Movimiento” como sustantivo, en tanto que “Ciudadano”, se usa como adjetivo masculino, con la intención de expresar la cualidad del sustantivo, por lo cual las denominaciones no son idénticas y no existe la probabilidad de provocar confusión entre la ciudadanía. Por cuanto hace al parecido en el logo, el TEPJF estableció que la adopción de determinados colores, símbolos, lemas y demás elementos separados que conforman el emblema de un partido político, no le generen el derecho exclusivo para usarlos frente a otros partidos políticos, dado que el uso de esos elementos en el emblema de dos o más partidos políticos, no conduce, de por sí, al incumplimiento del objeto para el que están previstos. En el caso, como se advierte de la comparación de ambos emblemas, si bien comparten el uso del águila, manejan colores diferentes, así como la posición de la misma es diferente. Por lo que, la utilización de tales elementos, cuando no inducen a confusión, en los emblemas de distintos partidos políticos, no puede estimarse violatoria de disposición legal alguna, sino un acto de cumplimiento de una norma de orden público.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.