La pelea del hijo de la leyenda es un atentado contra la inteligencia de los amantes del buen box mexicano

Julio Cesar Chávez
La pelea del hijo de la leyenda es un atentado contra la inteligencia de los amantes del buen box mexicano FOTO: WEB
- en Carrusel, Deportes, LBPNoticias

La pelea entre Julio Cesar Chávez y el Travieso Arce es puro entretenimiento veterano, puro show bisnes. Eso le queda muy claro al respetable público mexicano, quien sabe muy bien de que se trata el verdadero pugilismo. Sin embargo, la pelea del junior del gran campeón mexicano, Julio Cesar Chávez Carrasco, programada ese mismo día, es un atentado contra la inteligencia del público conocedor. Y es que el público mexicano, por cierto, uno de los que más saben de box, ha sido testigo de las estrepitosas derrotas del hijo de la Leyenda.

Los rumores de sus problemas con las drogas y de sus excesos han quedado documentados. Para muestra basta un botón. Horas antes de pelear con Marco Antonio ‘Veneno’ Rubio en San Antonio, en febrero de 2012, se reveló que el 22 de enero Julio César Chávez Jr. fue arrestado en Los Ángeles, California, por conducir en estado de ebriedad.

Y que decir cuando apenas en octubre de 2019, el hijo del mejor boxeador en la historia de México se negó a hacer un control antidopaje aleatorio, solicitado por la Asociación Anti Doping Voluntaria (VADA por sus siglas en inglés). Lo cierto es que a Chávez Carrasco se le da mejor andar caminando en tacones, como lo mostro en conocida aplicación de video. De manera que muchos sospechan que la pelea con Mario Casares, solo sea una estrategia para rescatar a este remedo del boxeo. De modo que la  pelea del hijo de la leyenda es ya considerada un atentado contra la inteligencia de los amantes del buen box mexicano.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.