Después de 40 años del asesinato de John Lennon, Mark David Chapman pide perdón y hace una escalofriante declaración: “Lo asesine, se encontraba en riesgo”

Después de 40 años del asesinato de John Lennon, Mark David Chapman pide perdón y hace una escalofriante declaración: “Lo asesine, se encontraba en riesgo” FOTO: WEB

Han pasado cuarenta años de la muerte de John Lennon y Chapman pidió perdón y su libertad condicional: “Si la ley y ustedes deciden dejarme aquí por el resto de mi vida, no tengo ninguna queja. Lo asesine porque se encontraba en riesgo”. El día que ocurrió la muerte de John Lennon nadie sabía cuáles habían sido los motivos para que Chapman cometiera ese crimen. Se supo que el asesino fue un joven de 25 años de nombre Mark David Chapman. Cuando la policía interrogó a Chapman para saber los motivos, dijo: “Sentí que se había vendido, sentí que su alma se corrompía, sentí que se encontraba en peligro”. “Yo no quería su autógrafo quería su vida”. Mark Chapman mató a Lennon la noche del 8 de diciembre de 1980, mientras él y Yoko Ono volvían a su apartamento de Manhattan.

Tras investigar a Chapman descubrieron que creció como un joven extraño el cual sufría de abusos físicos y sexuales. A una cierta edad conoció dos cosas de las cuales se hizo fanático, la música de Los Beatles y el libro El Guardián entre el centeno de Jerome David Salinger. La analogía del libro con su vida es que un joven comienza a detectar cuando los cuerpos de sus compañeros se empiezan a corromper por los olores y actitudes de la adultez. En el libro, el personaje tiene una plática con su pequeña hermana Phoebe y éste le cuenta que, el sueña con ser el guardia entre el centeno. El estaría en los límites de un extenso campo en donde hay un precipicio y detendría a los niños que, sin saber que están en ese precipicio, se acercarían y caerían.

Cabe señalar que el libro El Guardián entre el centeno es un libro de culto, debido a que supuestamente contiene mensajes subliminales que despiertan el lado asesino de una persona. Chapman no lo pudo explicar de la mejor manera, pero se dio cuenta que su ídolo, con el paso del tiempo se iba corrompiendo. Lennon era considerado como un Dios y sus palabras o letras eran celebradas como tal, pero el tiempo lo corrompió. Después conoció a Yoko Ono y la imagen que tenía de su ídolo estaba en peligro de caer en ese precipicio del que habla El Guardián Entre El Centeno. Sin saberlo, Chapman, lo que quiso hacer fue detenerlo antes de que callera al vació de la locura. Ante un juez sus palabras fueron: “Había una voz en mi cabeza que decía hazlo, hazlo. Lean El guardián entre el centeno. Allí están todas las respuestas. Léanlo y lo comprenderán todo“. Después de cuarenta años pide perdón a los familiares de Lennon, pide perdón a la memoria de John Lennon.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.