Papá de la Jefa de la Unidad de Género SEGOB paga 41 años de pensión alimenticia

Pensión
Doraliz Martínez Cuervo FOTO: TWITTER
- en Opinión

Claudia Guerrero Martínez / Dicen que uno de los peores karmas en la vida es ser malagradecido con tus padres y tal parece que en la Secretaría de Gobierno existe una coincidencia en que los titulares tengan conflictos con sus papás, como ocurrió con el Secretario de Gobierno Eric Cisneros Burgos, al tener fricciones con su padre y hasta un romance con la madrastra. En el caso de la Jefa de la Unidad de Género de SEGOB, a cargo de Doraliz Martínez Cuervo y consentida de Cisneros Burgos, ésta funcionaria estatal lleva 41 años cobrando una pensión alimenticia, que se le descuenta a su padre en su cheque de pensión y hoy, desgraciadamente está enfermo y casi ciego, exigiendo a sus hijos renunciar a una pensión que se otorgó en 1980 e increíblemente, los hijos la siguen cobrando. No pierdan esta historia que a continuación daremos a conocer, inteligentes lectoras y lectores.

En 1980, Don Manuel Martínez Téllez y la madre de sus cuatro hijos se divorciaron, conviniendo un acuerdo de pensión alimenticia para los menores de edad. Por largos años, además de la pensión, Don Manuel se hizo cargo de escuelas, juguetes, vehículos y  que tuvieran lo necesario para su crecimiento. En ciudades como Orizaba, los trabajadores de la CFE eran bien remunerados y no hubo problema para pagar las necesidades de sus cuatro hijos.

Pasaron los años, quienes cobraron facturas y lamentablemente, Don Manuel Martínez Téllez empezó con problemas de diabetes, glaucoma e hipertenso.  La trágica muerte de la mayor hija, hace 11 años, también fue un duro golpe para la salud de Don Manuel y hoy a sus 80 años, él sólo le pide al resto de sus hijos  Manuel de 50 años, quien vive en los Estados Unidos; Doraliz, de 45 y funcionaria estatal en el Gobierno de Veracruz  y Rosminda de 43, de apellidos Martínez Cuervo que ya no sigan pidiendo pensión alimenticia, la cual, ha durado 41 años.

Sí inteligentes lectoras y lectores, la hoy Jefa de la Unidad de Género de la Secretaría de Gobierno, al igual que sus hermanos, siguen descontándole a su padre la cantidad que varía de $9 mil a 10 mil pesos mensuales, como pensión alimenticia, cuando todos son mayores de edad, cuentan con trabajo y se pueden valer por sí mismos.

Don Manuel es cuidado por enfermeras. Su vida no ha sido fácil y llevar  la enfermedad ha sido  difícil. Es por eso, ser injusto que sus propios hijos le sigan quitando dinero a su papá, aun sabiendo de su cuadro clínico y pérdida de la vista, misma, impide seguir su vida de manera normal. Manuel Martínez Téllez ha interpuesto recursos para que la pensión  alimenticia sea revocada y los Jueces la han mantenido, sólo se redujo un 10 por ciento por la muerte de la hija mayor, pero los criterios no han cambiado mucho. Don Manuel asegura que  valiéndose de varias artimañas, un Juez admitió seguir cobrando esa pensión, cuando los tres hijos son ya mayores de edad. “Es triste darme cuenta, que les di estudios en las mejores escuelas, carros, juguetes, todo lo que requerían y hoy necesito que renuncien a esa pensión, se molestaron y me  dejaron de hablar,  llevando un juicio de años con muchos gastos”, comenta triste Don Manuel.

Y esta historia parece ser sacada de contexto y hasta fantasiosa, pero es la realidad que vive Don Manuel Martínez Téllez, quien no pide la atención de sus hijos, ni que ellos le den recursos económicos, sino sólo retirar esta pensión y permitir que ese dinero sea destinado para su cuidado, alimentos y pago de personal que lo cuida.  Y la verdad, ser un abuso por parte de los hijos, quienes parece pretenden hacer pagar con dinero, el divorcio de sus padres. Con justa razón,  ahora ellos le deben dar a él y no seguir quitándole, como si fueran buitres.

Se lo dijimos a Don Manuel, quien nos buscó para pedir ayuda y con gusto lo hacemos. Y más, cuando estos abusos no nos gustan y en contra de adultos mayores. La Jefa de la Unidad de Género  de SEGOB percibe un sueldo de más de $30 mil pesos. Infame quitarle a alguien, quien necesita para su atención y salud, siendo una persona con discapacidad. Incongruente, cuando Doraliz Martínez Cuervo defiende los derechos de Género, pero abusa de su padre con graves enfermedades. Mientras, este Gobierno Estatal pregona ayudar a personas vulnerables y deja muy mal parada la Secretaría de Gobierno. Alguien deberá ayudar a Don Manuel Martínez Téllez y seguiremos este caso, para ayudar a un hombre, quien cumplió con sus responsabilidades, pero no debe ser para toda la vida, en detrimento de su economía y salud.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.