Rosario Piedra, presidenta de la CNDH dice que sigue siendo víctima; asegura que comía sopa de pasta, arroz y frijoles

Piedra
Rosario Piedra Ibarra FOTO: WEB

Rosario Piedra Ibarra fue impuesta como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. A los diputados de mayoría Morena no les importó que la señora hubiera militado en ese partido, siendo que el puesto exigía no haber tenido un puesto de relevancia en algún partido político y ella lo tuvo. Muchos dirán que es el karma, pero la ilegitimidad de Rosario Piedra en la CNDH le está costando caro al país.

La presidenta de la CNDH se dirigió a los medios de comunicación para dar su versión de lo que sucede con la toma de las instalaciones de la CNDH por madres de víctimas desaparecidas. Rosario Piedra dice ser también una víctima, pues a ella nunca le regresaron a su hermano. Pero también asegura ser objeto de una embestida mediática que busca hacerla ver mal.

Sobre los cortes de carnes que las activistas mostraron ella dijo que no era cortes finos, que era puro chamberete, bistec de res y de cerdo. Además, aseguró que ella comía lo mismo que todos los empleados, sopa de pasta, arroz frijoles, guisado y agua de saber; una típica comida corrida de 45 pesos. Sin embargo, había que decirle a Piedra Ibarra, que los cortes que mostraron las activistas sí eran finos, rib eye, arrachera y filete.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.