Veracruz devolverá ¡otra vez! dinero a Federación

Sefiplan
Sefiplan FOTO: WEB
- en Opinión
*Desaparece Cuitláhuac fideicomisos y sus recursos
*SSP de cabeza; otro director para la Fuerza Civil

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / AUNQUE YA se habla de menos dinero para Estados y Municipios el próximo año debido a la caída de hasta 15 por ciento en la Recaudación Federal Participable, lo cierto es que a Veracruz no debería preocuparle mayormente, ya que muy a pesar de las enormes necesidades que tiene el Estado en muchos rubros, incluido el de salud, educación y seguridad por solo mencionar algunos, este año, de acuerdo al Segundo Informe Trimestral de Finanzas Públicas Veracruz incurriría en un criminal subejercicio de hasta 72 mil 157 millones 426 mil 918 pesos, algo inaudito en plena pandemia, cuando en hospitales de la Entidad hubo, incluso, protestas por la falta de insumos para que trabajadores de ese sector no expusieran la vida y brindaran un mejor servicio a la población contagiada por la pandemia. Y es que según el titular de Finanzas, José Luis Lima Franco, han contenido todo el gasto corriente, “precisamente para tener una economía y que podamos afrontar y compensar la caída de los ingresos”. Es decir, el Gobierno del Estado no ha invertido en compras ni adquisiciones ni mejoras, pero con ese dinero tampoco se ha diseñado un plan de apoyo para los cientos de miles de trabajadores formales e informales que perdieron sus empleos o dejaron de percibir ingresos por la pandemia. Cuitláhuac, lo que está haciendo, es lo que tanto critica el Presidente Andrés Manuel López Obrador: un “guardadito” que tendrá que devolver a la Federación cuando ya no sea posible invertirlo a fin de que su mentor lo reparta como mejor le plazca en la desaforada compra de conciencias rumbo al 2021, preparando terreno para 2024.

Y MIENTRAS otros gobernadores de MoReNa han levantado la voz, como el de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, que argumenta que no le gusta el presupuesto de la Federación ya que afecta a su Entidad con un bajón de hasta 5 por ciento, y eso “a quien le va a gustar”, el de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez que se conforma con que le paguen completo su salario y no lo echen de Casa Veracruz, guarda sepulcral silencio, mientras los ayuntamientos se truenan los dedos ya que deberán afrontar las vicisitudes de una elección complicada el año por venir, y el cierre de ejercicio de sus respectivos periodos sin poder solucionar los multimillonarios laudos que, en muchos casos, tendrán que heredar a los que vienen, salvo que los demandantes exijan éste y el próximo año que se actúe contra los irresponsables alcaldes, como sucede en Alvarado, donde Fernando Santos Lara presentó demanda de amparo ante el Poder Judicial de la Federación para exigir la destitución y consignación del alcalde Bogar Ruiz Rosas, por el incumplimiento de pago de un laudo, como decenas que afronta.

BARBOSA RECONOCE que si bien a todos los Estados les bajarán recursos, a él no le gusta “porque tampoco hay en este momento un solo peso de la Federación invertido en Puebla, y entonces no nos achicamos, es tiempo de la grandeza, de sacar agallas, de ir todos juntos, de actuar con honestidad, con fuerza”, le dice al resto de mandatarios que, por lo pronto ya están divididos entre la Conferencia Nacional de Gobernadores y la Alianza Federalista, lo que al Presidente López Obrador le resulta cómodo consciente de que el “divide y vencerás” es lo ideal para gobernar, en pocas palabras, mantener el poder mediante la ruptura de las concentraciones más grandes que, individualmente, tienen menos energía. El concepto se refiere a una estrategia que rompe las estructuras de poder existentes y evita la vinculación de los grupos de poder más pequeños para evitar la unidad fortalecida. Dice Barbosa que pese a esa situación que ya se veía venir en el paquete económico 2021 de la Federación, no prevé la creación de nuevos impuestos estatales, sino la implementación de una política recaudatoria mucho más eficiente que permita resarcir las afectaciones de recursos federales, mientras que en Veracruz ya andan volando alrededor de 3 mil millones de pesos correspondientes a fideicomisos que el Gobernador García Jiménez ordenó desaparecer sin hacer olas, y que representan una suma multimillonaria de la que nadie ha informado su destino.

DE ACUERDO con el Portal Informativo “Plumas Libres”, las instancias que han sido desaparecidas hasta el momento son: el Fideicomiso Público del Centro de Exposiciones y Convenciones de Veracruz (WTC) cuya cuenta está en el CI. BANCO S.A. y a junio del 2020 opera en números rojos. El Fideicomiso Público Irrevocable de Inversión y Administración para el “Programa Especial de Financiamiento a la Vivienda para el Magisterio del Estado de Veracruz”, FOVIM, cuya cuenta la operaba SCOTIABANK INVERLAT. El Fideicomiso Público del Proyecto denominado Apoyo de Tecnologías Educativas y de la Información para el personal al Servicio de la Educación para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, cuyo dinero estaba en BANORTE, S.A., y en extinción aparece el Fideicomiso de Inversión y Administración para la Implementación del Programa de Aplicación de los Sistemas de Enseñanza Vivencial e Indagatoria de las Ciencias del Estado de Veracruz operado por SCOTIABANK. El Fideicomiso Irrevocable de Inversión y Administración denominado “Fideicomiso Público del Organismo Acreditador de Competencias Laborales del Estado de Veracruz” ORACVER CI. BANCO S.A. El Fideicomiso Público Revocable de Administración e Inversión para la Operación del Programa de Becas Nacionales para la Educación Superior para el Estado de Veracruz que operaba SCOTIABANK. El Fideicomiso Público del Fondo Ambiental Veracruzano, así como también el Fideicomiso Irrevocable de Inversión y Fuente de Pago N°. 2001 denominado «Fondo de Desastres Naturales Veracruz”, y en la misma ruta están el Fideicomiso de Administración de la Concesión del Libramiento Carretero Plan del Río y el de la implementación del Sistema de Justicia Penal ambos en cero, además del Fondo Mixto CONACYT” y el de Administración de los Ingresos derivados del Puente Federal José López Portillo.

Y UNO se pregunta si en ese afán servil al Presidente López Obrador, el Gobernador García Jiménez también devolverá esos recursos a la Federación como parte de los subejercicios, y de esa manera ganar indulgencia ante el mesías que, según se sabe, está bastante molesto con Veracruz porque además de la violencia que no cesa, por el contrario, se incrementa, el CoVid19 no ha recibido el tratamiento adecuado, así como tampoco el Dengue y VIH/Sida, pero además por el desgobierno que ha provocado que, una vez más, la Secretaría de Seguridad Pública haya ordenado el reemplazo en la Dirección General de la Fuerza Civil del Estado ante tanta queja en contra de la corporación, y haya nombrado al Capitán de Navío, Rafael Ángel González Uscanga. En fin, la desaparición de Fideicomisos fue algo que quisieron pasar en el más absoluto silencio, lo que habla de la opacidad que se vive en el Estado. Así de simple. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.