El mal uso de las redes sociales para hacer denuncias; inventan violación a menor de edad como forma de venganza

El mal uso de las redes sociales para hacer denuncias
El mal uso de las redes sociales para hacer denuncias; inventan violación a menor de edad como forma de venganza FOTO: WEB

Lo sucedido el día jueves en las redes sociales en Xalapa nos debería poner en alerta, debería también hacernos reflexionar en dos cosas. Si bien las redes sociales se han convertido en un instrumento de denuncia y en muchas ocasiones sus resultados son positivos (se encuentra al extraviado, se sanciona al infractor, se advierte de un peligro), en otras ocasiones sus resultados son negativos; todo depende de la manera como se use a las redes sociales. El día jueves una supuesta menor de edad denunció que dos sujetos la violaban. Puso el nombre de uno de esos sujetos y hasta su dirección.

Afortunadamente Xalapa no es Ecatepec, porque entonces una turba de enardecidos ciudadanos se hubiera ido al domicilio del supuesto violador para lincharlo. En Xalapa el linchamiento se hizo en las redes sociales, por lo que el sujeto acusado hizo bien en presentarse ante las autoridades para demostrar su inocencia; ya se estaba levantando un rumor de horda para ir a buscarlo. Al final resultó que todo fue mentira. Que la expareja de esta persona se quiso vengar de él inventando a la menor y la violación.

Todo ha salido a la luz; quedaron consecuencias y estigmatizaciones. Sin embargo, todo esto pudo tener un final trágico. Hay que tener mucho cuidado. No se puede creer en todo lo que se publica en redes sociales. Algunas personas creyeron el cuento de la supuesta menor de edad sin siquiera verificar nada, sin investigar. Otros investigaron y dudaron; es mejor dudar, tomarse las cosas con cuidado. Las autoridades deberán sancionar severamente a las personas que hacen mal uso de las redes sociales; deberán hacer campañas de información para que se eviten estos dramas, que pueden terminar en tragedia. Los usuarios de las redes sociales debemos ser más responsables, más cerebrales y menos viscerales.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.