Simulación acotar el fuero constitucional

Fátima
Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB
- en Opinión
*Mejor consulta para revocación de mandato
*En Veracruz el Gobernador no tiene fuero

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / MIENTRAS LAS Fiscalías Generales de los Estados y la General de la República obedezcan instrucciones de los titulares de los Poderes Ejecutivos –ya sea de las Entidades o del Federal-, por más que se acote el fuero presidencial o de los gobernantes estatales nada pasará, y menos cuando el legislativo sea mayoritariamente del partido que los llevó al poder. Por ello, aunque la Cámara de Diputados aprobó la reforma a los artículos 108 y 111 de la Constitución con el fin de acotar el fuero presidencial y prever que el jefe del Ejecutivo Federal sea considerado, para efectos de responsabilidad penal, como cualquier ciudadano que no tiene inmunidad ni protección alguna y que, ante una sentencia firme, pueda ser sujeto a juicio político por el Senado, todo esto no deja de ser una simulación. Es más probable que funcione la consulta para la revocación de mandato que en Veracruz, por las dudas, no fue aprobada, que la ficción que la Cámara Federal de Diputados aprobó, a sabiendas de que el candado lo tendrá el Senado, y éste es mayoritariamente del presidente en turno. Lo único que hizo la Comisión de Puntos Constitucionales fue atender la iniciativa original del jefe del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, de diciembre de 2018, acerca de que durante el tiempo de su encargo el Presidente podrá ser imputado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos ilícitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano, y el dictamen es muy claro cuando sostiene que “podría”, si el Senado no fuera favorable al Presidente en turno. Por ello lo aprobado no deja de ser un cuento.

LO QUE es cierto es que con ese cambio se da un paso hacia la eliminación del fuero de los altos servidores públicos, concretamente la figura del Presidente y de los gobernadores, sobre todo en donde los Congresos estatales no sean favorables a estos. Ahí sí que se preocupen los mandatarios estatales, en caso de que se haga extensiva la eliminación del fuero, pero por lo demás, AMLO seguirá tan impune, porque ni modo que los Diputados Federales y Senadores a los que ayudó a ser con el arrastre de su nombre, aprobaran su destitución y enjuiciamiento, aun cuando exista una reforma –aprobada con 420 votos a favor y 15 abstenciones del PAN, y enviada como minuta al Senado–, y pese a que Pablo Gómez (Morena) exprese que: Nunca más un Presidente debe tener un elemento de impunidad, cuando la impunidad se la da el imponer al Fiscal o tener Congresos a modo.

Y AUNQUE el Presidente Andrés Manuel López Obrador califique como un hecho histórico la aprobación de la reforma a la Constitución con la que se elimina el fuero a los presidentes de la República, en su caso no procederá, ni siquiera la revocación de mandato, porque reparte tanto dinero en programas sociales que los beneficiarios no se arriesgarían a perder esa canonjía, sean migajas o no, con la llegada de un nuevo presidente. AMLO sabe que el pueblo lo venera, pero no porque sea el segundo mejor mandatario del mundo, como se autocalificó, sino por la compra de consciencias en tiempos de crisis brutal. Y es que en tiempos de recesión como los que vive el país, cualquier dinero es bueno.

QUIZÁ LO importante de la reforma es que el Presidente la induzca en todos los Estados, donde las cosas no andan bien con los gobernadores, ya que a diferencia del Presidente, tienen un presupuesto ajustado que no les permite construir obras faraónicas como el Tren Maya –aunque Cuitláhuac anunció otro ferrocarril en la zona que, finalmente, no pegó, porque se dio cuenta que gran parte del presupuesto debe incurrirlo en subejercicio para retornarlo a la Federación, y que sea ésta quien lo reparta en sus programas sociales que no son otra cosa que dádivas clientelares electorales-, y aunque hay austeridad, se sigue invirtiendo en la construcción de una refinería como la de Dos Bocas, Tabasco, mientras seis refinerías, pese a la multimillonaria inversión que le ha destinado la Federación, siguen operando al 25 y 45 por ciento de su capacidad, lo que significa nada o dinero perdido. Con todo y ello, el capricho de AMLO en Paraíso, Tabasco, su tierra, es quizá con la ilusión de que el pueblo bueno pida que la nueva instalación de Pemex sea bautizada como refinería López Obrador, o si no, al tiempo.

PERO VOLVIENDO al tema, en Veracruz por lo pronto la consulta para la revocación de mandato quedó eliminada en la reforma debido al miedo del gobernante en turno de ser echado del poder, aunque debería el Presidente intervenir para que sea posible, ya que en Veracruz no existe el fuero constitucional para los gobernantes en turno. Cabe recordar que en Mayo del 2016, siendo gobernador Javier Duarte de Ochoa, el Congreso del Estado aprobó la eliminación del fuero constitucional para el gobernador, secretarios de despacho, alcaldes y otros funcionarios de organismos públicos. De esa manera, con 43 votos a favor, una abstención y ningún voto en contra, la LXIII Legislatura aprobó en su segunda etapa el dictamen de reforma constitucional para eliminar el fuero conferido al Ejecutivo estatal, los secretarios de despacho, el contralor general, presidentes municipales y síndicos, o miembros de los Concejos, así como el secretario ejecutivo y consejeros del Instituto Electoral Veracruzano y de igual modo, los consejeros del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información. Los legisladores locales determinaron que en el contexto actual no hay justificación para la existencia de esta figura jurídica, además de tratarse de un reclamo social, el que los funcionarios públicos no tengan fuero.

EL DICTAMEN del decreto que deroga disposiciones del artículo 76 y reforma el 78 de la Constitución Política del Estado refiere que “en la actualidad no debe haber privilegios o fueros de los altos funcionarios del Poder Ejecutivo, tanto del ámbito estatal como municipal, pues la tendencia internacional ha apostado por la transparencia y la aplicación expedita y oportuna de la ley”. La misma legislación contempla que se mantenga el fuero constitucional únicamente para los diputados, el Fiscal del Estado, los magistrados y el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, quienes se sujetarán al procedimiento marcado en la Ley de Juicio Político y Declaración de Procedencia, en los que se respetan las garantías de audiencia y legalidad, pero no para el gobernador, razón por la cual, lo que faltaría para darle congruencia a la transparencia sería aprobar la consulta para la revocación de mandato, lo que sería posible si hay una instrucción o “sugerencia” presidencial. Así de simple. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.