Finalmente ponen en su lugar al troglodita Fernández Noroña. Dulce María Sauri, presidenta de la Mesa Directiva

Noroña
Dulce María Sauri toma protesta como presidenta de la Mesa Directiva del Congreso Federal FOTO: WEB

Pues claro que no iban a permitir que un troglodita como Gerardo Fernández Noroña, quien con poder es capaz de todo, tuviera la presidencia de la Mesa Directiva del Congreso. Las maniobras de Fernández Noroña, de reclutar a indeseables y enemigos de la Cuarta Transformación, prendió las luces de alerta de los diputados de Morena, pues se dieron cuenta que el diputado del Partido del Trabajo lo que menos tiene son escrúpulos. Es por ello que, no el sábado, sino este miércoles, volvieron a votar y le entregaron al Partido Revolucionario Institucional la presidencia de la Mesa Directiva del Congreso.

Dulce María Sauri fue la propuesta y ella quedó, siendo Dolores Padierna una de las vicepresidentas, otra vicepresidencia para el PAN y la tercera para el PRI. Para el PT, que hizo su berrinche, ni siquiera una secretaría. Con esta decisión comprometen al PRI, que se ha estado moviendo cauto, aprobando algunas iniciativas de los morenos, y ponen en la congeladora a Fernández Noroña, quien a ratos se convierte en una piedra en el zapato que nadie quiere tener.

Por cierto, por andar de rijoso, la expareja sentimental de Fernández Noroña revivió una denuncia en contra del diputado. Si se pone de necio el petista, en una de esas la echan a andar y hasta el fuero le quitan. Digo, para tenerlo aplacado.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.