¿Duarte y Karime coincidirían en Pacho?

Duarte
Javier Duarte de Ochoa y Karime Macías Tubilla FOTO: WEB
- en Opinión
*Javier se enfrentaría a desaparición forzada
*Macías a presunto fraude a DIF de 112 mdp

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / DICE SABIO refrán que al que obra mal tarde o temprano le irá peor, y aunque podría ser que en principio las cosas le salgan como las había planeado, el tiempo se encargará de pasarle la factura de sus malos actos, pues la justicia divina es algo de lo que nadie puede escapar. Y ese es el caso del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa que teniéndolo todo perdió lo más importante: su familia –aunque conserve el dinero saqueado-, y que cuando ya se soñaba con un pie fuera de la cárcel, el Juzgado Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México le informa que existe otra orden de aprehensión en su contra por la desaparición forzada del ex policía David Lara Cruz, hechos ocurridos el 12 de Enero de 2016 tras abandonar el Colegio de Policía de El Lencero, municipio de Emiliano Zapata, un delito por el que la ley contempla ahora penas de 40 a 60 años de prisión y de 10 mil a 20 mil días de multa para el servidor público o el particular que, con la autorización, el apoyo o la aquiescencia de un funcionario, prive de la libertad en cualquier forma a una persona. Lo peor es que Duarte de Ochoa, de confirmarse la orden de arresto, podría ser traído al Reclusorio de Pacho Viejo, escenario de otras tantas torturas ordenadas por el nefasto ex mandatario, donde podría recibir beneficios de la actual administración estatal a la que tantas veces se ha dicho, benefició en campaña con recursos o, de plano, tener un pésimo encuentro con quienes le guardan no precisamente, agradecimiento. Y es que el mayor temor del ex mandatario es que lo trajeran al reclusorio citado en tiempos de Miguel Ángel Yunes Linares porque, seguramente, la habría pasado muy mal, pero ahora con Cuitláhuac García Jiménez en el mando las cosas podrían ser mejores, con celda de privilegio, canonjías y hasta beneficios jurídicos, aunque dentro de la prisión nadie daría un cacahuate por el regordete personaje.

POR LO pronto, el Juzgado de Proceso y Procedimiento Penal del Estado con residencia en Xalapa comunicó al juez Sexto de Distrito de Amparo en materia Penal, Juan Mateo Brieba de Castro, ante quien Javier Duarte tramitó un juicio de garantías con el que buscaba confirmar si existe un nuevo mandato de captura en su contra, que de acuerdo con el expediente de amparo 212/2020, el juzgado de Veracruz confirmó la existencia de la causa penal número 103/2018, en donde se precisa que el libramiento judicial es en agravio de David Lara Cruz, elemento de la Secretaría de Seguridad Pública del estado desaparecido el 12 de Enero de 2016 tras ser secuestrado por miembros de su propia corporación cuando salía de las instalaciones de evaluación y control de confianza de la dependencia.

LO QUE llama la atención es que Arturo Bermúdez Zurita, secretario de Seguridad Pública de Veracruz durante la administración de Javier Duarte abandonó el penal de Pacho Viejo, en Coatepec, en Diciembre de 2018, luego de que la jueza del caso, según Rodolfo de la Guardia García, abogado defensor del ex funcionario, reconoció que se abusó de la prisión preventiva, por lo que el funcionario continuó su proceso por desaparición forzada y tráfico de influencias en libertad, además de pagar una garantía económica de un millón de pesos, dejar en depósito su pasaporte y evitar acercarse a los testigos de su imputación. Aquella vez, la Fiscalía General del Estado a cargo de Jorge Winckler Ortiz se inconformó bajo el argumento de que “al día de hoy existen datos de prueba sólidos que acreditan la probabilidad de que Arturo ‘N’ encabezó una estructura organizada que desde la Secretaría de Seguridad Pública cometió de manera sistemática desapariciones forzadas. La FGE considera que la única medida cautelar posible es la prisión preventiva”. La dependencia dejó saber que “no comparte el criterio de que Arturo ‘N’ tenga derecho a enfrentar el proceso en libertad y que éste no pone en riesgo ni el desarrollo del proceso ni a víctimas y testigos”. Con todo y ello, el ex funcionario duartista goza de cabal salud, como muchos otros con el arribo de la Cuarta Transformación.

POR ELLO no se duda que Duarte, apenas ponga un pie en Pacho Viejo, si es que finalmente lo traen a enfrentar el proceso pendiente, pague una fianza y quede en libertad, luego de que Brieba de Castro solicitó al juez de control le informe “si existe persona o personas que tengan derecho a la reparación del daño derivado de la desaparición forzada de Lara Cruz, así como sus nombres y el domicilio en el que puedan ser localizados a fin de emplazarlos a juicio”.

COMO BIEN se sabe, Duarte solicitó un amparo contra cualquier posible nueva orden de captura, comparecencia o localización en su contra, ante la inminencia de su liberación no obstante, y aunque un juez federal le concedió una suspensión provisional se reveló que deberá pagar 90 mil pesos para conservarla, lo que no será ningún problema para el multimillonario ex gobernante. Como fuera, el nombre de Javier Duarte ha resurgido en los últimos días en medio del escándalo de los sobornos de la empresa constructora brasileña Odebrecht en México, que tienen como marco el caso del ex director de Pemex, Emilio Lozoya.

AHORA QUE, Javier Duarte de Ochoa y Karime Macías Tubilla, su ex esposa que ocupó durante su gestión la Presidencia Estatal del DIF, podrían coincidir en la prisión de Pacho Viejo si finalmente se concreta la extradición de la hija de Tony Macías, como todo parece indicar que sucederá para enfrentar un proceso por el desvío, fraude o mal uso de 112 millones de pesos que le imputa la Fiscalía del Estado. Apenas en Enero del año en curso, la Fiscalía General de la República (FGR) había informado que logró que la Corte de Magistrados de Westminster de Londres fijara para el 16 de Noviembre el inicio del juicio de extradición en contra de Macías, caso que había estado estancado por varios meses durante la administración anterior peñista.

Y AUNQUE los abogados de la ex primera dama habían interpuesto recursos para evitar la extradición, el pasado 18 de Agosto la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se negó a atraer un amparo promovido por Karime Macías contra su extradición a México. Y es que el 29 de Julio pasado, el ministro presidente de la Primera Sala de la SCJN, Juan Luis González Alcántara, notificó a un Tribunal que ninguno de los ministros quiso atraer, de oficio, el caso para su análisis, pues detalló que en principio se planteó la imposibilidad de atender la solicitud de ejercicio de la facultad de atracción 162/2020 planteada por Macías Tubilla, debido a la falta de legitimación que tiene para presentar este tipo de recursos. Por ello, se sometió a consideración de los ministros integrantes de la citada sala la solicitud planteada para que ese alto tribunal ejerciera de oficio la facultad de atracción para conocer dicho recurso. Por lo pronto, la ex esposa de Duarte de Ochoa debe presentarse diariamente ante la estación de policía más cercana a su domicilio en Londres, portar un brazalete electrónico, además de que se le aseguraron su pasaporte y no puede acudir a ningún puerto internacional de salida ni comprar pasajes de viaje. Ni hablar, Duarte está pagando un poco del mal causado a los veracruzanos… OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.