Daniela Griego trata de lavarle el rostro al IPE. La siguen acusando de llenar su cochinito. Por cierto, pagará los desayunos de la familia en el Hotel Xalapa

Griego
Daniela Griego, directora del IPE FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Después de que el periodista Filiberto Vargas relatara algunas irregularidades en el Instituto de Pensiones del Estado, particularmente en el Hotel Xalapa; después de que sumara el maltrato al personal y los despidos injustificados, más personas se han atrevido a denunciar, aunque sea de manera anónima, y a dar nombres de afectados por la administración de Daniela Griego y de sus operadores. Ante ello, la directora del IPE ya anda dando entrevistas a medios afines a la 4T, tratando de lavarle la cara a un instituto que ni picha ni cacha ni deja batear. Daniela Griego, como López Obrador, habla de sus grandes logros, cuando en realidad el IPE es un buey que no han podido sacar de la barranca. Las mismas personas que la acusan preguntan al gobernador: «Señor Gobernador, ¿está usted enterado de toda esta corrupción, está usted de acuerdo que la Sra. Griego robe a diestra y siniestra para solventar campañas electorales y hasta su propia campaña para algún cargo de elección?» Por cierto, nos hemos encontrado en varias ocasiones a Daniela Griego con la familia en el desayuno-bufete del Hotel Xalapa con toda la familia. Aunque nos parece de mal gusto, la pregunta sería, ¿pagará la cuenta o sólo firma baucher?

Y en el Colegio de Veracruz siguen las pifias. Filtran una circular cargada de errores ortográficos y mala sintaxis

La circular está firmada por la maestra María del Carmen Celis Pérez, coordinadora académica del Colegio de Veracruz. Es una circular fechada el 1 de septiembre en donde solicitan que “todas las estratégicas vinculadas el cumplimiento de objetivos dentro y fuera de la institución deberán ser dirigidas por el Dr. Mario Raúl Mijares Sánchez” (sic). Por supuesto la redacción es pésima, pues ya no son estrategias, sino estratégicas. Y luego “vinculadas el cumplimiento”, se comieron la preposición. Pero desde el principio la circular tiene errores. Ya no es el objetivo de desarrollar, ya es “el objeto de desarrollar”. Luego esa patraña de “identidad única”. Después vuelven a cambiar objetivo por “objeto” y el primer párrafo concluye: “bajo la responsabilidad de su titularidad”, no del titular. En el segundo párrafo se advierte que las entrevistas y trabajos serán “consensadas” y autorizadas por el Rector. Por supuesto no se trata de fastidiar a las secretarias que escriben esas circulares, pero sí queremos poner en evidencia a quien firma esas circulares. Estamos hablando de académicos que representan a una institución como el Colegio de Veracruz y que por su labor la prestigian. Primero Mario Raúl Mijares y sus pifias que muestran su nivel intelectual, y ahora la coordinadora académica, que no conoce la diferencia entre objeto y objetivo.

Segundo Informe de Gobierno, el discurso de la edad dorada de López Obrador; todo lo tomó de El Quijote

Se sentó El Quijote con unos cabreros a compartir su comida. Satisfecho por el convite, tomó unas cuantas bellotas, las miró y empezó un discurso que a la postre se llamaría “De la edad dorada”. En esa época, describe El Quijote, bastaba con alzar la mano para tomar del fruto que nos proporcionaba la naturaleza. Las zagalas podían ir desnudas sin despertar la lascivia de los hombres malos. Pero lo que es mejor, dice Don Quijote, en ese tiempo “no había la fraude, el engaño ni la malicia mezcládose con la verdad y llaneza. La justicia se estaba en sus proprios términos, sin que la osasen turbar ni ofender los del favor y los del interese, que tanto ahora la menoscaban, turban y persiguen. La ley del encaje aún no se había sentado en el entendimiento del juez, porque entonces no había qué juzgar, ni quién fuese juzgado. Las doncellas y la honestidad andaban, como tengo dicho, por dondequiera, solas y señoras, sin temor que la ajena desenvoltura y lascivo intento le menoscabasen, y su perdición nacía de su gusto y propria voluntad”. Tal parece que el presidente Andrés Manuel López Obrador tomó de El Quijote de Cervantes las ideas centrales para su Segundo Informe de Gobierno. Iluso como el caballero de la triste figura, López Obrador dice que la corrupción se ha acabado, que la vida pública se ha purificado, que ya pasó lo peor, que ya estamos empezando a crecer, que casi en todos los delitos ha habido disminución, hay menos secuestros, homicidios, menos robo de vehículos, hay justicia para el pobre, ya no manda la delincuencia organizada, ya no hay las masacres.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.