Noble y aguantador sí, pero…

Obrador
Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB
- en Opinión

Bernardo Gutiérrez Parra / En menos de dos años López Obrador se olvidó de las formas y miente con una facilidad pasmosa. Sus spots sobre su Segundo Informe de Gobierno son un sumario de falacias, sandeces, egolatría y cifras alegres dichas con supina ligereza.

“No es para presumir, pero en el peor momento se cuenta con el mejor gobierno. Estamos enfrentado dos crisis al mismo tiempo, la sanitaria y la económica y estamos saliendo adelante…” dice en uno de ellos.

A ver, sabremos qué tan bueno, malo o regular fue su gobierno cuando haya dejado el poder, no antes. Aunque ya se barrunta la calificación que le dará la raza de bronce.

La crisis del coronavirus que hasta ayer domingo registró 595 mil 841 contagios y 64 mil 158 fallecimientos, será una de sus migrañas si llega a enfrentarla penalmente.

Y en lo que se refiere a la crisis económica van dos datos: estamos viviendo una recesión que de acuerdo al Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, es más grave que la de 1932. Y de la que saldremos hasta el 2025, según The Economist. Además, diez millones de desempleados en apenas 20 meses de gobierno no se habían visto jamás en la historia reciente de este país.

En cinco meses de Covid cerraron para ya no abrir 250 mil pequeñas y medianas empresas a las que López Obrador se negó a apoyar e incluso dijo “que quiebren las que tengan que quebrar”. Y quebraron

¿De dónde saca que estamos saliendo adelante?

De su costal de mentiras.

En 2018, último año de gobierno de Enrique Peña, se crearon 660 mil 910 empleos formales. Y un año antes, en 2017, se crearon 801 mil 831, el mayor número desde 2008 de acuerdo con información del IMSS.

Hoy las cosas son diferentes porque se crean menos empleos, pero se cacaraquean con más enjundia.

En el primer año de gobierno de López Obrador (2019) se crearon 342 mil 077 empleos, es decir, 318 mil 833 menos que el último año de Peña. Y para este 2020 el número es mucho menor y sin embargo el presidente lo anuncia como un gran logro de la 4T.

“Además del apoyo a la gente de manera directa y en especial a los más pobres, estamos construyendo obras muy importantes: el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas, las obras del Istmo de Tehuantepec, el aeropuerto Felipe Ángeles. Estas cuatro obras significan crear 150 mil empleos este año. Es justicia con progreso. La transformación va” dice en uno de sus spots.

Pero es otro más de sus cuentos porque cientos o miles de esos trabajos están ocupados por elementos del Ejército (en el aeropuerto) y petroleros (en Dos Bocas) que cobran en sus respectivas dependencias. Es decir, no son nuevos empleos.

Aunque okey, vamos a suponer que en efecto son 150 mil nuevos empleos en esas cuatro obras. ¿Qué onda con su súper promesa de abril?

Con motivo de su Mensaje a la Nación López Obrador dijo textual ese mes: “Vamos a crear en nueve meses, dos millones de nuevos empleos” sabiendo que mentía, porque esa cantidad jamás ha sido creada en ningún sexenio y menos con una crisis económica como la actual.

¿Esa es su justicia con progreso? No, son supinas falacias que se le pueden revertir y tumbarlo de su pedestal.

En 20 meses diez millones de mexicanos de la clase media cayeron a las filas de la pobreza y seis millones de pobres descendieron a la miseria. Y para ellos no alcanzarán los apoyos porque no se contemplaron al inicio del sexenio.

López Obrador tiene ahorita todo el poder y por eso puede decir sandeces como que el 70 por ciento de los mexicanos están de acuerdo con la transformación.

Esa es otra cochina mentira porque hasta ahora no se ha hecho una encuesta donde se le pregunte a la gente: ¿Está o no está de acuerdo con la Cuarta Transformación? Aunque sería bueno un sondeo con esa pregunta.

Andrés Manuel llegará a su Segundo Informe con un envidiable 58 por ciento de aceptación que ya lo quisiera Trump para dormir tranquilo. Pero con 15 por ciento menos en relación al año anterior cuando llegó a su Primer Informe con el 73 por ciento de popularidad. Esto de acuerdo con la encuestadora Enkoll.

Si sigue como va se calcula que dentro de 365 días la aceptación de la raza de bronce rondará el 40 por ciento, todavía dentro del rango para presumir, pero también para que se empiece a preocupar.

Y debe preocuparse en serio porque si por 18 años buscó gobernar al país dizque para mejorarlo, veinte meses han bastado para que demuestre lo contrario.

Esto lo está viendo el pueblo de México que como dice el propio AMLO es un pueblo noble y tiene razón.

Noble y aguantador sí, pero ni remotamente pendejo ni timorato.

Las candidaturas se ganan con trabajo: Marlon

Luego de tomar protesta este sábado a 182 muchachas y muchachos representantes municipales de la “Red de Jóvenes por México” el líder estatal del PRI Marlon Ramírez Marín, les dijo que este es el mejor tiempo para estar en el tricolor “porque a ustedes qué les va a reprochar México. A ustedes les debe México, a ustedes les debe el gobierno y a ustedes es a quien debe rendir cuentas”.

El encuentro que tuvo como sede el auditorio del Comité Municipal del PRI en el puerto de Veracruz, fue el escenario donde se reunieron casi 200 jóvenes a los que Marlon Ramírez dijo: “¿Por qué es el mejor momento para estar en el PRI? Porque la política es de ciclos, porque ustedes van a recuperar este gobierno y van a recuperar el país, pero lo tienen que hacer trabajando”.

A renglón seguido agregó: “Yo creo en la capacidad. Yo no creo en los regalos porque a mi como a los que están aquí nadie nos ha regalado nada. Las candidaturas se ganan con trabajo o no hay candidaturas. Aquí venimos a trabajar y venimos a ganar. Y si no es con trabajo señores, nadie nos va a regalar nada”. Y con estas palabras encendió el ánimo de los jóvenes que son la sangre nueva del partido, y que agradecen a la dirigencia que ahora sí se esté fijando en ellos, los tomen en cuenta y les den el lugar que merecen.

En unos días más el PRI concluirá con la renovación de los 212 comités municipales y con ello prácticamente estará listo para la contienda electoral del 2021.

La víspera, Marlon estuvo en Xalapa donde manifestó que todos los que aporten o critiquen al tricolor son bienvenidos: “Hoy el PRI ya no está para darse lujos, ya no estamos en las épocas de los 70 o del 80, hoy tenemos que ser humildes y sencillos”. Agregó que está pensando en los triunfos de su partido el 7 de junio y auguró: “Yo sé que uno de esos triunfos va a ser el de la Capital del Estado”.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.