Bertha Luján recula y deja el piso libre a Mario Delgado hacia la presidencia de Morena

Luján
Andrés Manuel López Obrador y Bertha Luján FOTO: WEB

La política mexicana es un caldero caliente en la que se cuecen los asuntos que van a afectar o beneficiar al país. En antaño, el nacatero y chicharronero era el jefe del Ejecutivo federal. Casi todos los nombramientos de alto nivel, incluyendo mandos medios, eran nombrados por el presidente. No obstante, tal parece que ese modus operandi no ha cambiado. Esto viene a relación ya que en sesión del Consejo Nacional de Morena, la presidenta de este órgano, Bertha Luján, manifestó que no contenderá por la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido, y se mantendrá en su cargo hasta que se renueve dicha instancia.

Según su argumento de mayor peso es que es una muestra de rechazo al fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que ordenó a Morena renovar su dirigencia por medio de una encuesta abierta y para atender su compromiso al frente del Consejo Nacional.

Aunque a decir verdad, por ahí unos avezados han señalado que el dedito del Gran Tlatoani de la 4T ya está apuntando hacia el nuevo mandamás al frente de Morena y éste señala hacia Mario Delgado, actual pastor de la bancada morenista en el congreso y, como Bertha Luján conoce perfectamente cómo se las gasta AMLO, seguramente prefiere no perder la venia del tabasqueño.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.