Del pórtense bien… al que se lleva se aguanta

Cisneros
Éric Patrocinio Cisneros Burgos FOTO: WEB
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“La ambición nunca queda satisfecha.” – Jean de Lebrune.

Vaya que las comparaciones son odiosas, lamentablemente en la política comprendida al estilo mexicano en los últimos años nos ha dado material para al menos encontrar hechos similares, protagonizados por personajes distintos.

El más reciente de estas posibles coincidencias se dio entre el supuesto responsable de la política interior del estado y la directora General de un importante medio de comunicación.

Así pues, el diferendo entra Eric Patrocinio Cisneros Burgos y El Dictamen –decano de la prensa nacional- nos remonta a un caso similar.

Dicen que algunos políticos cuando están en la plenitud del pinche poder –como dijera el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán- pierden la noción, el alcance de sus acciones.

Por sentido común, se espera que el político busque en todo momento mejorar las condiciones y el entorno social de sus gobernados, y no coaccionar la libertad de expresión.

Fue así como una de esas acciones ocurrió el 30 de junio de 2015, cuando el entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa –se sentía todo poderoso- de gira por la región de Poza Rica en una comida con comunicadores y diversos grupos representativos de la región lanzó una frase que lo marcó para siempre.

“Pórtense bien, todos sabemos quiénes andan en malos pasos, dicen que en Veracruz sólo no se sabe lo que todavía no se nos ocurre. Todos sabemos quiénes, de alguna u otra manera, tienen vinculación con estos grupos… todos sabemos quiénes tienen vínculos y quiénes están metidos con el hampa… ¡Pórtense bien, por favor!, se los suplico. Vienen tiempos difíciles”.

La acción evidentemente tomó por sorpresa a los presentes, quienes no daban crédito a lo espetado por el rozagante dignatario que como siempre soltaba sus sonoras carcajadas, que ni él mismo se las creía.

Cinco años bastaron para que de nueva cuenta un político volviera a tener un enfrentamiento similar con la prensa.

El primero de los incidentes ocurrió el pasado 13 de mayo de 2019, cuando tras reunirse con el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Humberto Álvarez Peña, Cisneros Burgos indicó que el entonces conflicto entre la Fiscalía con el Poder Ejecutivo, sería además “un parteaguas” para los veracruzanos e incluso, para los periodistas:

“Con esto que hoy está pasando vamos a saber quién está del lado de los veracruzanos y quien quiere ser cómplice de un pequeño grupo de personas que ni siquiera son veracruzanos” aseguró el secretario en relación a la intención de quitar del cargo a Jorge Winckler Ortiz, cosa que consiguió meses después violentando la normativa del Congreso, aun cuando afirmen lo contrario.

El más reciente de estos incidentes, se dio el pasado miércoles 26 de agosto, cuando el periódico El Dictamen acusó al funcionario de lanzar amenazas tras la publicación de la columna “Veredicto”.

La directora General de este medio, Bertha Ahued Malpica señaló que Cisneros Burgos le escribió, vía WhatsApp, el mensaje: “El que se lleva se aguanta”. “El tiempo dirá quién es el traidor”, acusó la periodista.

El intento de disculpa llegó más tarde en un escueto mensaje en Twitter, en el que más que componer las cosas, zanjo más las diferencias.

Y que es que estas grandes coincidencias entre estos dos políticos veracruzanos parecieran ser contadas por el gran Maurice Joly en sus “Diálogos en el Infierno entre Maquiavelo y Montesquieu” en su diálogo vigésimo cuarto, en donde ambos tocan el tema de la prensa.

Vaya sentencia la que ambos personajes se habrían lanzado en este imaginario diálogo.

Ya vemos a un reo diciéndole a un secretario.

“Como te ves me vi… como me ves te verás”.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.