«De la abundancia del corazón, habla la boca». No es la primera vez que AMLO compara a sus pobres fieles con animalitos o mascotas

Pobres
Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB

El 29 de marzo de 2019 en una de sus conferencias mañaneras el presidente de México se refirió a los pobres como si fueran animalitos. En esa ocasión dijo: «Claro que hay que enseñar a pescar, pero también la justicia es atender a la gente humilde, a la gente pobre. Esa es la función del gobierno. Hasta los animalitos -que tienen sentimientos, ya está demostrado- ni modo que se le diga a una mascota: ‘A ver, vete a buscar tu alimento’. Se les tiene que dar su alimento, sí, pero en la concepción neoliberal todo eso es populismo, paternalismo».

El día 25 de agosto, en otra conferencia mañanera, el presidente López Obrador volvió a la misma metáfora desafortunada al llamar a sus fieles pobres como animalitos: «No, si tiene uno una mascota, un gatito, un perrito, tan fieles, con tantos sentimientos, ¿qué?, ¿no lo cuida uno?, ¿no le da uno de comer? O le dice: ‘A ver, vete tú a buscar tu comida, aprende’».

Fieles, mascotas, animalitos, así compara el presidente a aquellas personas que reciben los apoyos que entrega el gobierno federal. Por supuesto, en redes sociales estas declaraciones polémicas muestran la manera como el presidente ve a sus fieles; ya sabe lo que dice la máxima bíblica: «De la abundancia del corazón, habla la boca».

Que dice el presidente que los pobres son como mascotas y que por eso hay que alimentarlos.

Posted by Don Llévelo on Tuesday, August 25, 2020

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.