Denuncian corrupción en investigación por desaparición de hermanos poblanos en Córdoba; la Fiscal fue separada del cargo por pedir “moches” pero el caso sigue sin esclarecerse

Desaparición
Los hermanos Liliana y Sergio Rueda Daniel, originarios de Puebla, desaparecieron el 15 de julio de 2019 en la ciudad de Córdoba; sin embargo, a más de un año de lo ocurrido, no hay una investigación para dar con su paradero FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. Los hermanos Liliana y Sergio Rueda Daniel, originarios de Puebla, desaparecieron el 15 de julio de 2019 en la ciudad de Córdoba; sin embargo, a más de un año de lo ocurrido, no hay una investigación para dar con su paradero.

Sus familiares protestaron la mañana de este domingo en Xalapa, frente a Palacio de Gobierno, para exigir justicia y el esclarecimiento del caso a la Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo de Verónica Hernández Giadáns.

Marcial Rueda Daniel, hermano de las víctimas, recordó que Liliana y Sergio fueron extorsionados y obligados a viajar a Córdoba, municipio ubicado en la zona centro del estado de Veracruz.

«Los coaccionaron, los llamaron y los extorsionaron, les exigieron dinero. La autoridad dice que simplemente es la ausencia de personas, que no hay evidencia de que fuera una desaparición forzada», increpó.

Ambos tenían su domicilio en el municipio de Tehuacán, estado de Puebla, y durante años se habían dedicado a comercializar abarrotes y comida enlatada.

Los extorsionadores dijeron haber secuestrado a los empleados y solicitaron 300 mil pesos por su rescate.

«Fueron contactados por narcotraficantes, pero no sabemos de qué grupo o quiénes eran. Tenían sus empleados (sus hermanos) que trabajan en Córdoba y la supuesta teoría es que detienen a los trabajadores y les dicen que dónde está su patrón y los obligan a ellos, les hablan a ellos, tienen retenidos a sus trabajadores, les piden 300 mil pesos y los obligan a ir a la ciudad de Córdoba para que los liberen», añadió Marcial.

Los empleados de Liliana y Sergio se desempeñaban como promotores y distribuidores de los productos; sin embargo, nunca fueron secuestrados y hay sospecha de su posible participación en la desaparición de sus patrones.

«Creemos nosotros que hay colusión con los mismos empleados, porque ninguno de ellos desaparece. Además, primero dijeron que sí los levantaron, después que no los levantaron, hay muchas contradicciones y tenemos entendido que ellos tienen mucho qué ver en las desapariciones».

Marcial Rueda también recordó que la exfiscal Especializada en Atención de Denuncias por Personas Desaparecidas en Córdoba, Fabiola “Ñ”, cobró más de 15 mil pesos a los familiares para levantar la denuncia e iniciar las investigaciones.

Cabe recordar que, a finales de marzo pasado, la Fiscalía General del Estado separó del cargo a la servidora pública por exigir depósitos bancarios a cuentas propias o de sus familiares, a cambio de realizar su función para la procuración de justicia.

«Llegó un momento donde ella nos argumentó que no tienen para gasolina, hasta para copias nos pedía dinero. Tres mil pesos nos pedía para copias. Nos pidió descaradamente 15 mil pesos para continuar la investigación, tenemos los mensajes, se hicieron los depósitos y se presentaron los recibos de banco como evidencia, tiene su proceso abierto, ella niega todo, dice que nos pidió prestado, pero eso no tiene sentido».

La exfiscal fue vinculada a proceso por su probable participación en los delitos de incumplimiento de un deber legal y cohecho; sin embargo, hasta el momento no hay avances en las investigaciones para la localización de los poblanos Liliana y Sergio.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.