Alumnos pobres y alumnos ricos, la injusta desigualdad al desnudo por el covid-19

Desigualdad
Alumnos pobres y alumnos ricos, la injusta desigualdad al desnudo por el covid-19 FOTO: WEB

El intento de la Secretaría de Educación Pública (SEV) por llevar las clases de educación básica a los hogares de millones de familias mexicanas, en cierto punto es comprensible, si tomamos en cuenta que nuestro país no cuenta con una plataforma sólida que lleve el internet a millones de hogares mexicanos. Sin embargo, el Estado mexicano no debe olvidar que en la mayoría de los hogares mexicanos muchas veces sólo cuentan con una sola televisión, motivo por la cual tendrán que compartirla en diferentes horarios.

Por otro lado, los alumnos que cuentan con todas las comodidades, hablando de un internet sólido, varias pantallas smart-tv, tablet, laptop, celulares de última generación y con espacios exclusivos y bien iluminados, no tendrán ningún problema para conectarse en el momento que ellos lo determinen.

Esas ventajas y desventajas las deberán tomar en cuenta las mismas autoridades educativas y, sobre todo, los maestros que finalmente serán ellos los que determinen y evalúen el aprendizaje alcanzado por los alumnos. Desgraciadamente esa brecha de pobreza será otro obstáculo que los propios maestros tendrán que vencer con su amplia experiencia y, sobre todo, con mucha creatividad.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.