La Estela e Luz iba a costar 200 millones y terminó costando mil millones; constructores deberán devolver 447 millones

Estela
La Estela de Luz FOTO: WEB

La Estela de Luz pretendía ser algo así como el Ángel de la Independencia del siglo XXI. Se conmemoraban los 200 años de la independencia y los 100 años de la Revolución por lo que el momento histórico requería un emblema para recordar la ocasión. Se llevó a cabo un concurso en el que los constructores Andrés León Reguera y Juan Alberto Bravo Hernández resultaron ganadores de la licitación con su proyecto de la Estela de Luz. La Estela de Luz es un monumento de 104 metros de altura y de 6 metros de ancho, compuesta por un grupo de columnas de acero que sostienen dos cuerpos —uno mirando hacia el nororiente y el otro al surponiente— cada uno con seis filas de placas de cuarzo empotradas en marcos de aluminio.

El costo inicial estipulado en el contrato fue de 200 millones de pesos, al final la estela terminó costando más de mil millones de pesos. Pues ahora, diez años después, a Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TSJA) ordenó a los constructores devolver a la Hacienda Pública Federal la cantidad de 447 millones de pesos por simular la compra de acero inoxidable a un costo más alto para la construcción del Monumento Bicentenario Estela de Luz.

Y les va a salir barato. Pues si de entrada se tenían presupuestados 200 millones para el proyecto, al final fueron 800 millones de pesos más, lo que significó un daño considerable al erario público. Por ello AMLO quería poner una placa en el monumento para señalarlo como monumento a la corrupción en el sexenio de Felipe Calderón.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.