Exhiben incapacidad de poderes Legislativo y Judicial, también de Fiscalía

Magistrados
Xalapa, Ver. Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz. FOTO: PLATANEGRA.MX
- en Opinión

Irineo Domínguez Méndez / Sin duda, el poder judicial en el Estado sufre de incapacidad y de liderazgo, quien encabeza dicho poder otra vez enseña su total desconocimiento de las normas; tendrá que recular para poder reinstalar a dos magistrados que habían obtenido amparos definitivos contra su remoción. De nada valió “acordar” con el que preside la JUCOPO en el poder legislativo; sujeto, tan ignorante, que hizo caso omiso a los amparos citados y “nombró” dos magistrados “nuevos” para sustituir a dos experimentados. Tales poderes, que caminan “cogidos de la mano” del poder ejecutivo, le hacen flacos favores al último mencionado. “Al parejo” se evalúa el actuar de la fiscal, a la que, constantemente, “se le caen” sus ejercicios de la acción penal en contra de acusados por delitos cometidos durante las administraciones duartista y yunista. A los tres aludidos les falta solo que “un perro los …”

Resulta increíble que la responsable del departamento jurídico de poder legislativo declare que “por falta de tiempo” se ignoraron los amparos, teniendo como resultado la violación de la ley de Amparo. Tal declaración hace más grave la irresponsabilidad de ese poder; mejor hubiese sido aceptar la omisión por descuido. Todos los que aprobaron la remoción de los magistrados amparados son culpables por esa conducta, en este caso léase por ignorancia, lo que podría ser causal de denuncia penal. “La falta de tiempo” embarra a la presidenta inepta del TSJ del Estado; esto, en virtud de que conocía dichos amparos y debió prevenir que, de ellos, también conocía su existencia el poder legislativo. Doctos en derecho los quejosos, los hacen ver como niños con mamila.

Es de imaginarse la cara que pusieron todos los involucrados en el procedimiento de “retiro forzoso”. Si hubo cañonazos en el poder legislativo, pensarían: “lo caido, caido, la culpa es de la JUCOPO, nosotros sólo lo aprobamos en el pleno levantando deditos”. Con toda razón, añadirían los panistas-morenistas ¡que le pregunten al Gómez y a la Chofi! Por otor lado, en el ejecutivo, estarán como canarios: trinando.

Para acabarla de amolar, también en la fiscalía tienen su plantita y “la riegan continuamente”. Tampoco en este ente cumplen con su cometido y compromiso con el gober; como los jueces, los fiscales no dan el ancho. Se ha dado a conocer que exduartistas podrían salir libres por fallas en las determinaciones de vinculación a proceso; quedando demostrada la falta de actualización que tienen tanto jueces como fiscales en no ya tan nuevo proceso penal que, al aportar pruebas, éstas resultan insuficientes o, siéndolo, no se presentan y valoran adecuadamente. Otro ejemplo lo representa el exdiputado de Chicontepec. Urge que tomen diplomados en el poder judicial federal, precisamente en la Casa de Cultura Jurídica, es gratuita.

El ejecutivo del Estado es ridiculizado por sus recomendados. Su única falta es haber confiado en incapaces. Bien haría en pedirles sus renuncias. Eso sí, teniendo propuestas de personas preparadas e idóneas para sustituirlas; de lo contrario puede salir de Guatemala para entrar a Guatepeor. En el mismo contexto, es preciso indicar que no puede darse el lujo de volver a equivocarse al depositar su confianza en la titular del poder judicial, tampoco en el presidente de la JUCOPO. La oposición y la ciudadanía en general están sumando los errores del gobierno para cobrar facturas en el proceso electoral que se avecina.

Tenemos que recordar pendientes que pueden sacar chispas por los roces entre las fracciones del congreso local; entre ellos, el caso Actopan y la reforma electoral mocha. Quienes quieran reelegirse tendrán que demostrar lo que hasta ahora han carecido: capacidad, no solo subordinación; algunos, inclusive, quieren ser incorporados al gabinete como titulares de alguna dependencia. Entonces, están en la lista de evaluación del gobernador.

Por último, vale hacer mención al tremendo atraso de expedientes por resolver y carpetas de investigación que se acumulan en el poder judicial y la fiscalía del Estado. En la segunda, todos los delincuentes andan libres y muy campantes gracias a que la fiscal general “congeló” las investigaciones de denuncias no relacionadas con homicidios, secuestros y delincuencia organizada. Eso es del conocimiento a voces de quienes no están de acuerdo con su nombramiento. Entonces, cualquier pelafustán puede cometer ilícitos “menores” y no preocuparse porque las denuncias no avanzan en su procedimiento investigador.

Otro sí digo. – En el IVAI ya iniciaron las disputas por posiciones dentro del organismo, igualito que con Chofi.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.