Los tres momentos del coronavirus en Emiliano Zapata, Veracruz; empieza con la imprudencia y termina con la muerte

Momentos
Los tres momentos del coronavirus en Emiliano Zapata, Veracruz; empieza con la imprudencia y termina con la muerte FOTO: WEB

Hasta hace unos meses el coronavirus era una mal de Asia, un continente donde se comen a los perros y a los murciélagos. Después fue un mal en Europa, un continente donde la población adulta vive aparte, donde el promedio de vida es más alto que en cualquier otro continente. Pero desde hace unos meses el coronavirus es un mal que golpeó a América, un continente que tiene problemas muy graves de obesidad infantil y obesidad adulta. El coronavirus está desde el mes de febrero en México, y así se ha extendido poco a poco. Primero en las grandes ciudades, donde nos parecía lógico que se cundiera la pandemia; pero después nos llegó a Veracruz; primero los puertos, después las zonas serranas.

Hasta hace unas semanas el coronavirus ya ronda las colonias de Xalapa y los fraccionamientos suburbanos de Emiliano Zapata; pero la gente sigue sin entender. Sirva para la comprensión de estas personas, para que vean la magnitud del problema, estas tres fotos que circulan en las redes sociales de Veracruz. Se dice que las tres fotos son del mismo lugar, un fraccionamiento de Emiliano Zapata, cerca de Las Trancas.

En la primera foto se ve la fiesta en tiempos de la pandemia; en la segunda foto se ve la ambulancia en tiempos de la pandemia y en la tercera foto se ven las coronas para el velorio. Por supuesto no tenemos claro si las cosas llevaron la secuencia temporal que marcamos en el relato, sin embargo, en Xalapa y en Emiliano Zapata muchas familias han pasado por este ciclo que empieza por la imprudencia y termina en la muerte.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.