La traición de los panistas

Panistas
Diputados panistas del Congreso del Estado de Veracruz FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio. 

El artículo 12 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado establece que “el Pleno se compondrá por el presidente del Tribunal Superior de Justicia, quien no integrará Sala, y por los presidentes de cada una de sus Salas colegiadas. Para el ejercicio de sus atribuciones, el Pleno deberá reunir, cuando menos, las dos terceras partes de sus integrantes, entre los que deberá estar presente su presidente”. *** La iniciativa que presentó esta semana la bancada de Morena plantea que se modifique la última parte de dicho artículo para quedar así: “Para el ejercicio de sus atribuciones el Pleno deberá reunir, cuando menos, a tres de sus integrantes, cuya mayoría será suficiente para la legalidad de sus acuerdos y resoluciones”. *** El Pleno del Poder Judicial está integrado por nueve magistrados, incluido al Presidente. Supongamos que esta modificación sea aprobada por el Congreso local y que, en la práctica, tres de los magistrados se reúnan y tomen decisiones. ¿Qué sucede si otros tres magistrados hacen lo propio, y si los otros tres siguen la misma tónica? *** Si en la versión actual se exige que para que el pleno sesione tienen que estar presentes dos terceras partes de sus integrantes (y el presidente), es porque –entre otras cosas- con eso se evita que la sesión se duplique y que se emitan acuerdos encontrados que se nulifiquen y paralicen a un órgano que es fundamental para garantizar la estricta aplicación de justicia entre los veracruzanos. *** Las otras dos modificaciones (incorporar la expresión “para su aprobación” a la fracción VII del artículo 33, en la que se definen las atribuciones del Presidente, y crear la figura del “vicepresidente”) muestran burdamente la intención de atarle las manos a quien encabece el Poder Judicial. *** Esta es una reforma al marco jurídico del Poder Judicial, en la que no fueron tomados en cuenta los integrantes dicho Poder. Esto es, se trata de una evidente intromisión del Poder Legislativo, que violenta la autonomía de uno de los tres poderes que conforman al Estado.

* * * 

Lo que están haciendo los gobiernos de Morena ya, a estas alturas, no nos sorprende. Entendemos que, desde su óptica, las leyes fueron creadas por “los conservadores” para su beneficio y, por lo tanto es válido (para ellos, “los liberales”, a quienes por formar parte de la Cuarta Transformación, se les considera “puros e incorruptibles”) que las pisoteen.

Lo que de verdad sorprende –y preocupa- es la debilidad de los contrapesos, es la desunión entre los opositores, es la confirmación de que Miguel Ángel Yunes Linares, a pesar de haber perdido a Pepe Mancha, sigue teniendo el control del PAN en Veracruz.

Este jueves el Grupo Legislativo de Morena y su coordinador, Juan Javier Gómez Cazarín, cumplieron puntualmente otra de las encomiendas del gobernador Cuitláhuac García.

Se trataba de conseguir la aprobación de dos tercios de los diputados, para que fueras ratificadas las seis propuestas enviadas por el Ejecutivo estatal para ocupar las seis plazas –supuestamente vacantes- entre los magistrados del Poder Judicial.

Para conseguirlo, el Presidente de la Junta de Coordinación Política contó con el respaldo de los legisladores panistas Sergio Hernández, María Graciela Hernández, Juan Manuel de Unánue, Maryjose Gamboa, María de Jesús Martínez, Montserrat Ortega y Ricardo Serna, 7 de los 13 integrantes de la bancada panista, todos ellos identificados por su cercanía –y el patrocinio- del exgobernador Yunes Linares.

De la misma manera en que Rodrigo García (de los García de Pánuco, siempre confabulados con Miguel Ángel Yunes) traicionó a Omar Miranda y respaldó la reforma electoral, ahora más de la mitad de ese grupo legislativo le dio la espalda a su coordinador y votó en la misma intención que los diputados de Morena.

La actitud del dirigente del PAN en Veracruz, Joaquín Guzmán Avilés, hace recordar aquella anécdota que se cuenta del entonces Presidente Adolfo Ruiz Cortines:

Recién instalado en Palacio Nacional, llega a verlo un compadre muy querido, amigo desde la infancia, quien le pide que lo haga presidente municipal de su pueblo. Ruiz Cortines se muestra entusiasmado con la idea y por supuesto le dice que sí y le pide que vaya a ver al presidente del partido y le cuente su deseo y que él -el Presidente- hará lo propio. Pasó el tiempo y en la selección de los candidatos no aparece el compadre. Entre desilusionado y molesto, regresa a ver a su compadre, el presidente, quien de inmediato lo recibe y antes de que pudiera hacerle cualquier reclamo, lo abraza y le dice: “nos ganaron compadre, nos ganaron”.

Es el caso de Joaquín Guzmán Avilés.

Que una vez se haya visto “sorprendido”, que no haya hecho caso a los oportunos avisos de sus aliados, quienes ya anticipaban el voto diferente de Rodrigo García, podría creerse, pero que cada vez que hay una votación estratégica, de especial interés para Morena, lo “sorprendan” sus diputados votando en el mismo sentido, ya permite entender que les está aplicando a sus aliados aquella ruizcortinesca frase: “nos ganaron, compadre”.

Lo grave de esta evidente traición del grupo panista, es que Joaquín Guzmán y Omar Miranda ya mostraron sus cartas y la construcción de una alianza hacia las elecciones del 2021 está en serio peligro, pues su palabra ya vale menos que un boleto de la rifa del avión presidencial.

* * * 

Epílogo. 

Los ingresos presupuestarios del sector público presentaron, al cierre del primer semestre de 2020, una reducción del 3.7%, en términos reales y respecto del mismo periodo de 2019, con lo que registró 168 mil 966 millones de pesos menos de lo que se tenía programado. *** La propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) admitió que “al segundo trimestre del año, la economía mexicana tocó su punto más bajo, derivado del cierre de actividades económicas por la contingencia del Covid-19 y su impacto en la economía”. *** En el análisis de la SHCP, la caída en los ingresos también se debe a la reducción del 41.3% en los ingresos petroleros durante el primer semestre de 2020. Es la caída más alta que se haya registrado desde 1990 para un periodo similar en los ingresos petroleros. *** Y a todo esto… ¿qué opina Andrés Manuel López Obrador? “Ya esperábamos estos datos porque se está midiendo abril, mayo y junio, que son los tres meses peores. Si ustedes recuerdan, la pandemia comienza a afectar en marzo, ya nos afectó en el primer trimestre, se cayó la economía, pero se tocó fondo en abril y mayo”. *** ¿Y qué les dice el Presidente a los mexicanos? “Que ya pasó lo peor y que funcionó la estrategia, y que ya nos estamos recuperando y que los datos son hasta el mes de junio, que no incluye julio y todo lo que consideramos va a suceder en agosto, septiembre y lo que falta del año, y que va a ser una ‘V’, que caímos, que esto es lo que estamos viviendo ahora, también como cayeron todas las economías del mundo, no es un asunto de México, es un asunto mundial por la pandemia, entonces en el caso nuestro es que caímos y ya estamos repuntando, ya estamos saliendo en la creación de empleos”. *** Usted que se mantiene resguardado para evitar un contagio, o usted que tiene que salir para conseguir los recursos suficientes para mantener a su familia, ¿Qué opina? ¿De verdad cree que “ya pasó lo peor” en materia económica? 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.