Armida Ramírez no tendrá problemas para echar de cabeza a Ana Gabriela Guevara, quien todavía quiere ser gobernadora de Sonora

Armida
Armida "R" y Ana Gabriela Guevara FOTO: WEB

Los asuntos caseros son los que hacen quedar mal al presidente López Obrador, quien ha declarado hasta el cansancio que en su gobierno ya se erradicó la corrupción; hasta se molesta el presidente si lo comparan con los gobiernos anteriores, a los que sí acusa de corruptos. Ana Gabriela Guevara tiene muchos asuntos pendientes desde hace meses, cuando la revista Proceso documentó las formas de saqueo por parte de la gente cercana de la exvelocista, funcionarios que ella había colocado, de su entera confianza.

Pero más evidencia se dio cuando el responsable de la empresa Cocinas Industriales Multifuncionales de Calidad S.A. de C.V. (CIMCSA) demandó por extorsión a Armida Ramírez, la encargada de los moches de Ana Gabriela Guevara. La denuncia se extendió también a Ana Gabriela Guevara, titular de la Comisión Nacional del Deporte. De acuerdo con los primeros trascendidos, Armida Ramírez está soltando toda la sopa.

Ya reconoció que ella envió a Edgar Álvarez, “Comandante Corona”, a recoger 2 millones 537 mil, suma que era parte de un soborno, razón por la que los representantes de la empresa están detenidos acusados de cohecho. Armida Ramírez reconoce que estuvo en comunicación con su pareja, Edgar Álvarez, y que el dinero era para entregarlo a Ana Gabriela Guevara. Pero Edgar desapareció con todo y dinero, y ahora ella está acusada de desaparición forzada. Claro, para salvar el pellejo, la señora no tendrá empachó para echar de cabeza a la medallista olímpica.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.