Mueren dos veracruzanos por COVID-19 tras negligencia de empresa petrolera; no han pagado indemnización ni seguro de vida a sus familias

Petrolera
César Fernández Ramón y Sergio Hugo Espinosa se contagiaron de COVID-19 en plataforma, en Ciudad del Carmen, Campeche y, una semana después, fallecieron FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. César Fernández Ramón y Sergio Hugo Espinosa se contagiaron de COVID-19 en plataforma, en Ciudad del Carmen, Campeche y, una semana después, fallecieron.

Ambos trabajaban para la empresa Demar Instaladora y Controladora Outsourcing Hasen del Golfo, proveedora de Petróleos Mexicanos (Pemex), encargada de los trabajos de reparación en plataforma.

César era el Coordinador de Control de Obra. A principios de junio pasado, el empleado se presentó con Luis Rey Márquez González, médico de Demar, para informarle que su compañero de dormitorio Hugo Espinosa, ingeniero de planeación -también originario de Veracruz- tenía todos los síntomas de COVID-19.

Pero el médico sólo respondió: “es un simple resfriado, no sean paranoicos, vuelvan a trabajar”.

Andrea Montero, la esposa de Fernández Ramón, recordó que Hugo falleció el 12 de junio y, su marido, la madrugada del día siguiente, a causa de la mencionada enfermedad.

La entrevistada mencionó que una cláusula del contrato entre Demar y Pemex, establece la rescisión del mismo en caso de huracán, tormenta tropical o pandemia.

En ese sentido, indicó que Demar no quiso frenar la producción. Además, intentó ocultar el brote de COVID-19 en sus instalaciones, para que no peligrara su contrato con Pemex.

Ahora, la empresa Demar solo da largas a Andrea para no pagar el seguro de vida y la indemnización.

La empresa se comprometió a pagar 105 mil pesos a Andrea, como parte de la indemnización; sin embargo, pidió comprensión a las viudas para liquidar la cantidad en un plazo de siete u ocho meses.

Andrea está dispuesta a trabajar para mantener a sus tres hijos, de 11, cuatro y dos años; sin embargo, por la emergencia sanitaria no ha encontrado empleo, teme también contagiarse del COVID-19 y dejar desamparados a sus pequeños.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.