El Marro empezó como asaltante de camiones y sicario de los Zetas. Se convirtió en el temido líder del CSRL. Hoy está débil y acorralado, sin dinero y sin sicarios

Marro
El Marro empezó como asaltante de camiones y sicario de los Zetas. Se convirtió en el temido líder del CSRL. Hoy está débil y acorralado, sin dinero y sin sicarios FOTO: WEB

José Antonio Ortiz Yépez, alias “El Marro”, antes de ser el líder del Cártel Santa Rosa de Lima fue integrante de Los Zetas, ahí se desempeñó como sicario. Cuando el cártel de los Zetas sufrió una fragmentación por la captura de los principales líderes, el Marro empezó por cuenta propia con el robo de camiones de carga y con el robo de hidrocarburos. Después de 10 años trabajando por sí solo, Yepes pasó a ser el líder huachicolero y uno de los hombres más buscados por las autoridades del país. Con el robo de combustible de los ductos de Petróleos Mexicanos obtenía 65.000 millones de pesos al año, con estas ganancias El Marro creó un imperio el cual era indestructible.

Pero como bien se sabe, las cosas malas nunca duran para siempre, después de años siendo el grupo más peligroso y temido en todo el país, al Marro se le empezaron a complicar las cosas. Hace un par de años, el grupo de Santa Rosa de Lima mantiene una disputa con el Cártel Jalisco Nueva Generación en Guanajuato y esto hizo que empezara una sangrienta guerra, la cual fue perdiendo al pasar de los años.

Después de haber tenido un imperio inquebrantable, Yepes fue debilitándose debido a la persecución del gobierno y la persecución de CJNG. Hace unos meses el Marro grabó un video en donde intenta hacerse ver como una víctima, soltó el llanto por su familia, pero también amenazó a sus enemigos y advirtió al gobierno que pelearía hasta el final. Hace unos días Alfonso Durazo, afirmó que Yepes se encuentra débil tras los congelamientos de diversas cuentas. El Secretario de Seguridad dijo que, El Marro” no tendrá como seguir pagando sobornos ni sicarios. Hoy en día El Marro debe de tener claro que la ambición te vuelve el hombre más fuerte pero también terminas siendo el sujeto más débil.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.