Cubrebocas, obligatorio

Cubrebocas
Hipólito Rodríguez Herrero y el uso obligatorio de cubrebocas FOTO: FOTOJAROCHA
- en Opinión

Salvador Muñoz / Philippe era chofer de autobús. Murió hace cinco días tras varios días de hospitalización después de que fuera golpeado por exigir el uso del cubrebocas a unos pasajeros. Sí, fue en Francia, pero igual hace meses decíamos que el Coronavirus estaba en China, en el Viejo Continente y hoy, ni se diga…

A principios del mes pasado, apareció en las redes #LadyPizza… ¿la recuerda? Esa mujer que agredió verbalmente a un despachador en un negocio de comida rápida, allá en Naucalpan, Estado de México… el motivo de este momento de furia, porque le negaban el acceso por no llevar cubrebocas.

A mediados del mes pasado, en León, Guanajuato, una mujer en el interior de un banco se niega a usar un cubrebocas, “el asunto no es contigo, sabemos que es de las élites que esto es una farsa…”, pretexta quien se da a conocer como #LadyÉlite ¿y la agresión? ¡A nuestra inteligencia!

En Tepic, Nayarit, en un negocio de postres y helados, un sujeto golpea a empleado porque se le pidió que sólo entrara una persona al establecimiento y que lo hiciera con cubrebocas

Es la violencia de la pandemia…

II

El Ayuntamiento de Xalapa, en sesión de Cabildo la tarde de este miércoles, acordó el uso obligatorio del cubrebocas en todos los establecimientos comerciales y la aplicación de sanciones económicas y administrativas a los negocios como una medida preventiva de salud para mitigar el nivel de contagio y propagación de la enfermedad Covid-19; pero el tema de sumo interés que presentaron, en voz del alcalde de la Atenas, fue el Punto de Acuerdo que establece que la población tendrá “la obligación” de portar cubrebocas de forma correcta, cubriendo en todo momento nariz y boca.

En lo particular, celebro la medida, pero a la vez me preocupa…

Si bien no conozco caso como los contados en líneas arriba que haya ocurrido en Xalapa o Veracruz, no podemos pasar por alto que antes de las manifestaciones violentas por la exigencia o petición del uso de cubrebocas, en nuestro país ya se habían dado agresiones contra doctoras, médicos, enfermeros o enfermeras, desde arrojarles agua, golpearlos o impedirles el acceso a cafeterías o restaurantes…

La violencia de la pandemia

III

En sí, lo que me preocupa es que, una vez que se dé a conocer que los xalapeños “tenemos la obligación” de usar cubrebocas, haya personas que por cualquier motivo, pretendan exigir o pedir a quien no lo traiga, que se lo ponga y ello genere en un conflicto verbal o hasta físico… ¿o las autoridades municipales estarán exigiendo en las calles su portación?

Y mi preocupación se centra por dos posibilidades que no se pueden descartar: 1.- El ciudadano que se siente con “autoridad moral” para reclamar el uso del cubrebocas o si no, lanzar indirectas a quien no lo lleve. Han de imaginar el tono o actitud de estos personajes, así como una contraparte, la receptora del mensaje, que puede desencadenar en un #LadyPizza o un golpeador… pensando en el peor de los escenarios.

2.- El ciudadano que con celular en mano “agrede” (no lo puedo definir de otro modo) a quien no lo lleva y lo exhibe en redes sociales mientras él asume un papel de “redentor” por llevarlo… en el mismo caso que el anterior, el receptor del mensaje puede desencadenar a un #LadyPizza o un golpeador…

¿Que por qué no me concentro en quien no usa cubrebocas? Trato de entender el porqué de alguien que no se lo pone… ignorancia, falta de recursos, economía, ¡hasta un asunto de fe!, no sé… quizás yo, el ciudadano de a pie, puedo evitarme muchos conflictos si pongo mi sana distancia de una persona sin cubrebocas… pero, ¿y el chofer del transporte público o taxista que le diga al usuario que no puede subir por no usar cubrebocas? ¿o el empleado de un negocio que le impida el acceso al cliente por el mismo motivo? La violencia de la pandemia está latente… ¿por qué? tampoco entiendo… el confinamiento, las restricciones, el rompimiento de la rutina, la pérdida de empleo o una merma en los ingresos… son muchos los factores que pueden generar un estallido de violencia… Ojalá también estos escenarios sean contemplados por nuestras autoridades o mínimo junto con Cubrebocas, repartan sobrecitos de Dalai… para relajarnos…

Lamento que se tenga que llegar en una sesión de Cabildo, a la “Obligación” del uso del Cubrebocas cuando es un tema de sentido común, conciencia, educación, o simplemente de salud, como el lavarse manos, dientes, bañarse…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.