Rubén Ríos, «ya cualquier pendejo puede ser columnista»; creen que porque hilan dos frases juntas tienen una idea de lo que escriben

Ríos
Rubén Ríos FOTO: WEB

Quedará para la historia la frase de la magistrada Yolanda Cecilia Castañeda: «Ya cualquier pendejo puede ser magistrado». Por supuesto, la frase de la magistrada se puede parafrasear para todas las profesiones. En los últimos años, con la llegada de Miguel Alemán, Fidel Herrera y Javier Duarte pudimos también decir: «Ya cualquier pendejo puede ser periodista». Y es que con los pagos de convenios que daban estos gobernadores, políticos, empresarios y varios analfabetos, se convirtieron en periodistas; algunos de ellos hasta en articulistas. Algunos iletrados creen que escribir un artículo de opinión es cualquier cosa; creen que con hilar dos frases juntas ya se escribe una oración, después hay que escribir otra llena de ocurrencias, y otra más y con ello ya se pueden llamar escritores, articulistas y hasta aspirar a tener una columna en algún medio escrito.

Tal es el caso del diputado Rubén Ríos, quien presume una licenciatura en Derecho por la UV y cree que eso lo certifica para ser columnista. Cheque usted su la primera frase de este insigne articulista: «Las ventas de Vitacilina se dispararon entre los oponentes del presidente Andrés Manuel López Obrador este miércoles, luego de comprobar el éxito diplomático que significó la visita de Estado a la Casa Blanca».

¡Vaya creatividad! ¡Vaya mordacidad! ¡Vaya despliegue de lenguaje! Y todavía se atreve a titular el artículo en un inglés, un idioma que no rebuzna: “Make Mexico Respectable Again”; cuánta estulticia. Con esa primera frase sólo se advierte el tamaño de la lengua de un lame suelas que busca un espacio en los medios para bajarse los pantalones cada que se le presente oportunidad. ¡Cuánta razón tiene la magistrada Yolanda Cecilia!: «Ya cualquier pendejo puede ser columnista».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.