¿Y puede Beatriz Gutiérrez Müeller hacer algo por los niños con cáncer? No es médico, pero es madre, y su empatía la debería llevar a sentir el dolor de los padres, de los niños

Beatriz
Andrés Manuel López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müeller y su hijo FOTO: WEB

Beatriz Gutiérrez Müeller no es médico, eso nos queda claro; pero tampoco es la señora de la esquina, no es la de la tienda ni la que vende productos por catálogo. Ella es la esposa del presidente de México, la que duerme con él, la que despierta con él. De modo que cuando Gutierrez Müller reclamó a Conapred que se invitara a Chumel Torres a un foro sobre clasismo y discriminación, el mismo presidente tuvo un comentario al respecto: «Es como invitar a torturador a hablar de Derechos Humanos».

Si la señora de la esquina hubiera lanzado un Twitter reclamando algún abuso en contra de su hijo tal vez López Obrador ni se hubiera enterado. Por eso, si un ciudadano le pide a la esposa del presidente que atienda los reclamos de los padres de los niños con cáncer, es porque sabe que la señora tiene una cercanía considerable con el hombre que toma las decisiones en el país. Chumel Torres se metió indebidamente con el hijo de Beatriz Gutiérrez Müller y hubo consecuencias.

Si la esposa del presidente le pidiera a su esposo que se atiendan los reclamos de los padres de niños con cáncer, claro que habría una reacción a esa solicitud. Beatriz no es médico, pero es madre, y su empatía la debería llevara sentir el dolor y la impotencia de los padres que ven a sus hijos enfermar cada día más sólo porque el sistema de Salud no les da el medicamento que necesitan. Es madre, es ser humano, pero no es médico.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.