Joven demanda a Twitch por permitir que convierta en una red de negocio sexual, donde las damas se desnudan por dinero

Twitch

Con tan sólo enterarse de la noticia de que algunas personas crearon una aplicación llamada Twitch, la cual es exclusivamente para gamers, ya suena algo escabechado. Sumándole a esto, saber que Erik Estavillo, un joven de California, demandó a la aplicación por 25 millones de dólares, debido a que últimamente algunas mujeres ocupan está aplicación para sacar dinero, el panorama es peor. Erik, puso una demanda a los empresarios, donde señala que en los últimos meses se han sumado una gran cantidad de damas, las cuales compiten en los videojuegos, pero lo hacen semidesnudas. El motivo por el cual Erik demandó a los empresarios fue porque están permitiendo que la aplicación se salga de su cauce.  

El joven apunta que al principio estuvo “cool”, dijo que ver a una mujer semidesnuda mientras jugaban era sublime, pero mientras el tiempo fue pasando, estas mujeres se les fue olvidando cual era el motivo principal de la aplicación. El joven dijo ante un juez que últimamente la aplicación se había vuelto un negocio sexual. Erik señaló que no está mal que las chicas quieran salir desnudas ante la aplicación y pedir dinero a quienes quieran verlas con poca (o nada) de ropa.  

El coraje de Erik fue que, sus amigos con los cuales se la pasaba las tardes enteras jugando, ahora solo se la pasan viendo a estas damas desnudas y gastándose su dinero. Muchos dijeron que este chico tiene severos problemas al demandar una aplicación donde salen damas desnudas. Otros más sensatos dijeron que lo peor del caso es que, en Estados Unidos, este tipo de demandas en ocasiones las ganan. 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.