Iberdrola en Tuxpan, AMLO recula; Rocío Nahle ya se lamía los bigotes. En una de esas le daba el contrato a sus compadres

Llegan
Andrés Manuel López ObradorRocío Nahle y Cuitláhuac García FOTO: FACEBOOK
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Desde todos los sectores, industriales, políticos, sociales, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, la cancelación de la central eléctrica que estaba construyendo Iberdrola fue duramente criticada. Se perdían mil 200 millones de dólares de inversión en un momento en que la inversión en México es muy necesaria. Ya el Fondo Monetario Internacional pronosticó que en nuestro país la economía sufrirá una caída del 10.5 por ciento. Por lo mismo México no está como para ponerse pesado con los inversionistas. Es por ello que López Obrador tuvo que recular: “Todavía no hay ninguna información, vamos a decir oficial, es una nota periodística. Recibí una carta de los directivos de esta empresa informando que tienen, en efecto, alrededor de 26 plantas termoeléctricas en el país y que tienen la voluntad de seguir invirtiendo en México, y también la disposición de llegar a acuerdos con el Gobierno”. Ya para ese momento la secretaria de Energía, Rocío Nahle, festejaba con su títere, el gobernador de Veracruz, la cancelación de la obra a Iberdrola, señalando que la obra se le daría a empresas veracruzanas (¿de sus compadres?). Ya se le hacía agua la boca los millones de dólares de “coyotaje” que podría cobrar. Pero el presidente ya dijo que se iba a negociar con Iberdrola.

El fracaso de López-Gatell. Según su pronóstico este 25 de junio debió ser el final de la pandemia, pero no; sólo queda echarles la culpa a las personas

El 16 de abril de 2020, el entonces bisoño Hugo López Gatell, quien nos enteramos se ostentaba como subsecretario de Salud, pronosticó que, de acuerdo con sus proyecciones, el día 25 de junio sería el fin de la pandemia en México. Confiaba Hugo López-Gatell que si seguían al pie de la letra las medidas dictadas por el grupo de expertos de salud, los mexicanos sólo tendríamos que soportar poco más de dos meses esta pandemia que, decía López Obrador, no es tan grave como decían, que ni siquiera llegaba a la gravedad de una influenza. En adelante el Dr. López-Gatell tuvo que modificar sus pronósticos. Ya después dijo que el 6 de mayo, no el 8, no el 10 de mayo se daría el pico de la pandemia, pero no, la pandemia este 25 de junio todavía no llega a su pico más alto. A pesar de esos pronósticos fallidos todavía hay quien sigue endiosando a Hugo López-Gatell, el infalible. Ante ello, sus huestes de chairos y seguidores, ya empezaron a echarle la culpa a las personas. Porque si la curva nunca se aplanó, no fue por culpa de López-Gatell, sino de las personas que no se quedaron en su casa. Claro, y si mi abuelita tuviera ruedas, entonces sería bicicleta.

Irma Eréndira Sandoval se acuerda de que es mujer, y acusa campaña de violencia de género; se le acusa de ser corrupta, no de ser fémina

Irma Eréndira Sandoval ha sido señalada por no ser transparente al declarar los bienes patrimoniales de ella y de su esposo, dos funcionarios de la Cuarta Transformación. Se les acusa por ser funcionarios públicos, de esos que llegaron pregonando que iban a acabar con la corrupción y que se iban a comportar con harta honestidad. Su género no tiene nada que ver, porque en este régimen hay tanto hombres corruptos como mujeres corruptas. Pero para hacerse la víctima y señalar que contra ella hay una campaña de violencia de género, Irma Eréndira Sandoval se acuerda de que es mujer y acusa: “Necesitamos fortalecer nuestra lucha feminista y colectiva para reivindicar a quienes hemos sido oprimidas por el peso de un sistema patriarcal (…) ante la resistencia conservadora y misógina, debemos responder con fuerza revolucionaria, transformadora, democrática y feminista”. Respinga Irma Eréndira Sandoval, se hace la víctima, pero no transparenta sus bienes, antes bien, se valen de mecanismos que ella misma aprobó, para no transparentar sus bienes, incluyendo mecanismos que ella misma aprobó para evitar la transparencia.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.