Cuando Ackerman no era funcionario exigía transparencia a todos, ahora que él y su esposa lo son dice: «No estamos obligados a explicarle nada a nadie»

Ackerman
Cuando Ackerman no era funcionario exigía transparencia a todos, ahora que él y su esposa lo son dice: «No estamos obligados a explicarle nada a nadie» FOTO: TWITTER

Vaya incongruencia la del académico John Ackerman, quien antes de ser funcionario público exigía a todos que transparentaran sus intereses y propiedades o en todo caso que renuncien. Eso lo publico el 13 de abril de 2015 y se lo dirigió a Osorio Chong. Sin embargo, ahora que la 4T le hizo justicia y tiene un nombramiento como consejero evaluador del INE, y su esposa, Irma Eréndira Sandoval es secretaria de la Función Pública, ve las cosas de otra manera.

Una vez que el periodista Carlos Loret de Mola diera a conocer las muchas propiedades y donaciones que ha recibido, incluso del gobierno de la Ciudad de México, ahora Ackerman piensa diferente: «No estamos obligados a explicar nada a nadie con respecto al patrimonio privado que alcanzamos a construir con gran esfuerzo».

Lo paradójico del asunto es que a quien le tendría que exigir a Ackerman y a su esposa cuentas por esas propiedades, es la Secretaría de la Función Pública, cuya titular es la misma Irma Eréndira Sandoval, quien por supuesto, es capaz de exonerarse ella misma.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.