Rocío Nahle quiere ser gobernadora de Veracruz, «pero una cosa es querer y otra, poder»

#LadyRidículo
Rocío Nahle FOTO: WEB
- en Carrusel, LBPNoticias

Durante la plenitud del pinche poder, como lo acuñara en letras de oro el populachero del Tío Fide, era común que la bufalada se fuera con quien saludara el presidente o a quien le diera unas palmadas en la espalada. Eso lo señalamos ya que por ahí andan algunos muy norteados, se van con la finta y, sin querer queriendo, le hacen el caldo gordo a Rocío Nahle. Y es que, algunos creen que ya porque el presidente se quedó en su casa y se aventó una mariscada con ella, suponen que es la buena para ser la próxima candidata de Morena para ocupar el lugar que hoy domina Cuitláhuac García Jiménez.

En su optimismo rebosante, por ahí algunos ingenuos creen que ya está lista para ocupar las mismas pantuflas que calza el amo y señor de la 4T. Lo que estos avezados olvidan es que la manera de hacer política en México ha cambiado por completo. Las normas y reglas no escritas y que daban resultado en el pasado, ya no funcionan, se quedaron obsoletas. Ahora pesa más el saludo y las palmaditas en la espalda que otorga el pueblo. Los electores son los que quitan y los que ponen.

Y, a cómo van las cosas, está muy verde para que Rocío Nahle sea la primera mujer en gobernar el estado de Veracruz y, aclarando las cosas, no es por asunto de género, es porque la señora de las energías “pos” nomás no conecta con el pueblo. Pareciera que la funcionaria tiene un carácter muy fuerte y que éste sólo lo hace más terso cuando está presente el Ejecutivo federal. Además, los ingenuos avezados subestiman a un senador que con cualquier partido político ganaría de calle la codiciada gubernatura. Pero como dijera la inolvidable Lolo Navarro, «pero esa es otra historia».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.